Rito y Geografía del Cante. Triana

Seguiriyas (Niño Bronce)

Por mucho que yo lloro
yo no lloro nada
que me se ha muerto la madre de mi alma
de mi corazón

Soleares (Rosalía de Triana)

Mira si eres presumida
que el traje de los domingos
te lo pones todos los días
Mira qué fatigas tengo
que me quitan de tu vera
cuando más querer te tengo
Al Señor del Gran Poder
que en lo mejor de tu sueño
que te desvele mi querer
Y serán
unos tormentos tan grandes
verte y no poderte hablar

Soleares (Oliver de Triana)

Aquí flores y allí flores
todito el campo está florido
en medio de aquellas flores
mi corazón se ha perdido
Al campo me voy a llorar
dejarme flores dejarme
que aquel que tiene una pena
no se la divierte nadie
Por coger una zarzamora
me he clavadito una espina
y hasta el corazón me llora
Yo estoy pasando más ducas
que el Cristo a la Expiración
ni de día ni de noche
sosiega mi corazón
Como el barquito en el mar
que va dando vaivenes
así está mi corazón
cuando te llamo y no vienes
¿De qué le sirve al cautivo
tener los grillos de plata
y las cadenas de oro
si la libertad le falta?

Tientos (Pepe el de la Matrona)

Vestida de color de rosa
tú estabas cuando te vi
mira si estarías hermosa
que yo me enamoré de ti
Sombra le pido a una fuente
agua le pido a un olivo
que me ha puesto tu querer
que no sé lo que me digo
Si tú eres bonita
que cuando me dan dolores
si te miro me lo quitas
Me fié de la verdad
y la verdad a mí me engañó
cuando la verdad me engaña
¿de quién me voy a fiar yo?
Y qué mala mujer
lo que me aconsejaba
se merecía hasta la Inquisición
porque yo no sabía con quién trataba

Tangos de Triana (Manuel “el Titi”)

Vente conmigo y haremos
una casita en el campo
y en ella nos meteremos
La guitarrina
su madre le va a comprar
para la feria un mantón de (???)
Tu madre es una judía
que por mi verita pasa
no me ha dado los buenos días
(???)
y luego se va
porque no quiere bailar la rumba
con la pata atrás
Si quieres saber
los pasos que doy
ven para atrás de mí
que a caballo voy
Ahora sí que no paso yo
por debajo de este balcón
no se vaya a desprender
y me mande a San Juan de Dios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *