Rito y Geografía del Cante. Terremoto de Jerez

fandangos

dejadme solo, dejadme
no quiero juergas ni vino
yo tengo una enfermedad
que cuando bebo me acuerdo
de lo que no puedo olvidar
a un sabio le he preguntado
por el libro del querer
el sabio me ha contestado
por yo quererlo también saber
hasta ciego yo me he quedado
mejor que yo habrá quien cante
pero más gitano, no
a mí me ha parido una gitana
esa de la Calle Nueva
Luisa la Morena se llama

soleares

no quiero que vayas a misa, prima
ni que a la puertecita tú te asomes
ni tomes el agua bendita
donde la toman los hombres
Dios mío, como estás tú
que no ves la catedral
aunque te enciendan la luz
me senté sobre tu cama
lágrimas, prima, como garbanzos
me se caen por la cara
yo sentí llorar
corriendo fui a la botiquita
la botica estaba cerrada
no se lo que le ha daíto
esta gitanita, primita, a mi cuerpo
que hago yo por olvidarla
y más presente la tengo
un cuarto alquilo
no hay quien se venga
a vivir conmigo

bulerías

anda y no presumas más
que tu carita no tiene
nadita de particular
me levanto temprano
para buscar tu bienestar
todas las puertas que llamo
me las encuentro yo cerradas
quiera tu madre o no quiera
has de venir tú conmigo
por las malas o por las buenas
pasó un encajero
mamaíta, yo me voy con él
que tiene mucho salero
dicen que te van a vender
sólo por cincuenta pesos
y nadie te va a querer
qué disparate
que yo te quiera
como de antes

seguiriyas

morirme quisiera
y escuchar tus dobles
a ver si dice esta gitanita buena
que Dios lo perdone
esto lo que a mí me pasa
le pasara a otro
que yo tenía momentitos en la tarde
de volverme loco
Dolores mía
en un ladito de mi corazón
te llevo metida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *