Rito y Geografía del Cante. Soleares (II)

Soleares de Paquirri el Guanté (Santiago Donday)

Que toquen a rebato
las campanas del olvido
vengan a apagar este fuego
que esta gitanita ha encendido
Anda y no presumas más
que tu carita no tiene
nadita de particular

Soleares de Enrique el Mellizo (la Sabina)

Mamaíta de mi alma
dime adónde estás metida
que yo a voces te llamaba
y tú a mí no me respondías
Tiro piedras por la calle
y a quien le dé que perdone
yo tengo mi cabecita loca
de puritas cavilaciones
Lo que has hecho tú conmigo
no lo pagas ni hecho cuartos
y puesto por los caminos
Tengo para usted
confitería
tortitas y café

Soleares de Frijones (Manuel Soto “Sordera”)

Chiquilla cómo estás tú
que no ves la catedral
ni aunque te enciendan la luz
La noche del aguacero
¿dónde te metiste prima
que no te mojaste el pelo?
Con las ganancias del sebo
yo le voy a comprar a mi prima
unos zapatitos nuevos
Dices que no me querías
haberme dejado en mi casa
con mi madre toda la vida
A nadie quiero
mientras me viva
mi compañero

Bulerías por soleá (el Borrico)

Tú me la tienes que pagar
la que conmigo hiciste
flamenca malina
en la puerta del corral
Quiero que te acuerdes de aquel día
que entre la pila y el pozo
porque tú eres flamenca
juraste que me querías
Te lo pido yo Jesús mío
que esta flamenquita conmigo no es buena
quitármela del sentido
Tu querer y mi querer
que se lo lleven a la imprenta
quiero que se entere la gente
lo que tu querer me cuesta
Qué fatigas yo tengo
Dios mío qué duquelas tengo
que mi mamaíta de mis entrañas
de pena se está muriendo

Soleares del Chozas (el Chozas)

¿Por qué le dice esta mujer ella a la gente
que ha dormido conmigo ella
sin haber dormido?
o es que quiere volverme loco
o que yo pierda el sentido
Sin conocerte estoy loca
el día que te conozca
yo es que voy a morir loca perdida
porque yo no puedo olvidarte
para los restos de la vida
Después de haberme vendido
ahora venías tú a casarte conmigo
eso yo no lo haré en mi vida
que consiento de morir
mamá loquita perdida
Si a ti te dolían tus carnes
a mí también me dolían las mías
si a ti te quiere tu madre
más me quiere a mí la mía
Tú no le podrías decir a nadie
que yo te he quitado alguna vez
de que tú vayas a misa
ni que tampoco vayas tú a confesar
lo que quiero es que no te olvides prima
para la eternidad
A mí no me ha importado nunca
que un rey a mí me culpe
si yo soy bueno y el pueblo me abona
con eso quiero decirte
(???)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *