Rito y Geografía del Cante. Seguiriyas (I)

Tía Anica la Periñaca

Qué corazón más duro
tiene esta mujer
porque ella sabe que yo me muero solo
no me viene a ver
como sabiendo que me muero rabiando
no me viene a ver

Tía Anica la Periñaca

Te fuiste de mi vera
sin apelación
ahora tú vienes hincada de rodillas
me pides perdón
Qué desgracia es la mía
con quien vine a dar
con una hija de una malita madre
harta de rodar
Comparito mío Cuco
llámame a mi madre
que yo me muero en esta casapuerta
revolcado en sangre

Manuel Agujetas

Con qué dobles fatigas
yo le pido a Dios
para que le aliviara las que tiene mi madre
en el corazón
Qué desgracia más grande
hasta en el andar
como el paso que para adelante pego
me se vuelve atrás
¿De dónde estas voces
que yo estoy escuchando?
son de la madre mía de mi alma
que me está llamando
Para todos los desgraciados
han hecho un convento
el primerito que lo habitare
sería mi cuerpo
Tengo yo en mi cuerpo
un clavo hincado
una hija de una mala madre
me lo ha remachado

Terremoto

Compañera mía
que no te me aguanto
dime lo que haces tú conmigo
que (???) me vas a matar
No llamarme al médico
llamarme al doctor
para que le cure las duquelas a mi madre
de mi corazón
Por aquella ventanita oscura
que al campo salía
que yo le daba voces a mi madrecita Luisa
y no me respondía
Dolores mía
en un ladito de mi corazón
te tengo metida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *