Rito y Geografía del Cante. Pedro Lavado

zánganos de Puente Genil

el zángano de La Puente
nació de los hortelanos
cuando desgranaban maíz
en sus fiestas ribereñas
a orillita del Genil
más arriba de la noria
en la Huerta de la Barca
pasó la que fue mi novia
con una carga muy grande
de rábanos y zanahorias
de La Puente hasta Lucena
hay un muy señor paseo
que yo ando paso a paso
por ver tu cara morena
y tú no me haces caso

zánganos de Puente Genil

y vivo en Lucena
en Puente Genil nací
y a la hora de mi muerte
quiero que me entierren a mí
en Lucena o en la Puente
con el pelo alborotado
me gusta mi Mariquilla
la ropa por la rodilla
el refajo encarnado
y el color de sus mejillas

fandangos de Lucena

serrana, te lo decía
que esto se había de acabar
mira tus malas partidas
a lo que han dado lugar
vas a ser la ruina mía
si te llamas Araceli
no llores ni tengas pena
porque Araceli se llama
la patrona de Lucena
velonero, velonero
desvela a mi Mariana
y dile que yo me muero
por los ojos de su cara
y la noche de su pelo

malagueñas

tú eres guapa y Dios te guarde
en tu puerta da la luna
y acaba de desengañarme
mira que da la una
y me precisa el retirarme
al campo me voy a llorar
donde no me vea la gente
porque me haces pasar
las fatigas de la muerte
y yo no te puedo olvidar

temporera

aperador del apero
no me dejes el conejar, aperador
que mis mulas son nuevas
y me van a marear
pa el otro pa el que viene
tres días me quedan
pa la vestida
pa ver a mis chiquillos
y a mi María
de esta vara no pasa
que yo me case
estoy harto de estar mozo
falta me hace

nana

la guitarra de mi niño
tiene seis cuerdas
lástima que sus manitas
sean tan chicuelas
mi niño Pedro duerme
mi Juan despierto
y mi Paco, el más chiquito
le cuenta un cuento
para dormir yo a mis niños
en cuna y cama
tengo yo que cantarles
cantes por nana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *