Rito y Geografía del Cante. Manuel Soto Sordera

seguiriyas

eran tan grandes mis penas
que no caben más
que me dejaste morirme yo solo
en el hospital
por los siete dolores
que pasó mi Dios
va a recibirlo la madre de mi alma
de mi corazón
hermana mía Dolores
dolorosa mía
en un ladito de mi corazón
te llevo metida

alegrías

pena me da si te veo
y si no te veo, doble
no tengo más alegría
que cuando escucho tu nombre
ventanas que dan al mar
ventanas de la muralla
por donde se ven venir
los barcos de las batallas
eso no nace de madre
más desgraciadito que yo
que me encuentro en un camino
con dos veredas iguales
me dijeron que estabas
en una fiesta
en el alma me alegro
que te diviertas

fandangos

yo soy huérfano de madre
porque de padre también yo lo soy
y yo no tengo más calor
que la que tú quieras darme mujer
no me abandones, por Dios
porque lucha el hombre por la vida
y la mujer por el amor
y la mujer que está aburrida
y lo que quiere es un corazón
que la tenga recogida
yo no puedo, mujer, vivir sin ti
pero vivir contigo, mujer, yo no puedo
con la que yo quiero vivir
vivir con ella yo no puedo
porque de noche me acuerdo de ti

bulerías por soleá

qué grandes eran, prima mía, mis fatigas
yo no lloro por la calle
pa que la gente no diga
y porque me sacabas tú a mí, prima, de mi trono
y por el suelo me tiraste
porque tú eres una borde
valiendo yo más que el oro
y Dios va a mandarte a ti un castigo muy grande
y eso es porque tú te lo mereces
porque me vienes culpando
y yo culpa no tengo
que de ti hablara la gente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *