Rito y Geografía del Cante. Lorca y el flamenco

Los cuatro muleros (Pepe Marchena)

De los cuatro muleros
somos cuatro muleros
mamita mía
que van al río
que lleva el río
El de la mula torda
mamita mía
es mi marido
Está lloviendo en el campo
en el campo ha llovido
mamita mía
mi amor se muere
Quién fuera un arbolito
mamita mía
lleno de hojas

Llanto por Ignacio Sánchez Mejías

Ya está sobre la piedra Ignacio el bien nacido
ya se acabó
¿qué pasa?
contemplad su figura
la muerte le ha cubierto de pálidos azufres
y le ha puesto cabeza de oscuro minotauro
Ya se acabó
la lluvia penetra por su boca
el aire como loco deja su pecho hundido
y el amor empapado con lágrimas de nieve
se calienta en la cumbre de las ganaderías
¿Qué dicen?
un silencio con hedores reposa
estamos con un cuerpo presente que se esfuma
con una forma clara que tuvo ruiseñores
y la vemos llenarse de agujeros sin fondo
¿Quién arruga el sudario?
no es verdad lo que dice
aquí no canta nadie
ni llora en el rincón
ni pica las espuelas ni espanta la serpiente
aquí no quiero más que los ojos redondos
para ver ese cuerpo sin posible descanso
Yo quiero ver aquí los hombres de voz dura
los que doman caballos y dominan los ríos
los hombres que les suena el esqueleto y cantan
con una boca llena de sol y pedernales
Aquí quiero yo verlos; delante de la piedra
delante de este cuerpo con las riendas quebradas
yo quiero que me enseñen dónde está la salida
para este capitán atado por la muerte
Yo quiero que me enseñen un llanto como un río
que tenga dulces nieblas y profundas orillas
para llevar el cuerpo de Ignacio y que se pierda
sin escuchar el doble resuello de los toros
Que se pierda en la plaza redonda de la luna
que finge cuando niña doliente res inmóvil
que se pierda en la noche sin canto de los peces
y en la maleza blanca del humo congelado
No quiero que le tapen la cara con pañuelos
para que se acostumbre con la muerte que lleva
vete Ignacio: no sientas el caliente bramido
duerme vuela reposa: también se muere el mar

Zorongo (Pucherete)

Cuando fuiste novia mía
de la primavera blanca
los cascos de mi caballo
cuatro herraduras de plata
La luna es un pozo chico
las flores no valen nada
lo que valen son tus brazos
cuando de noche me abrazan
Zapatero zapatero
los zapatos que me hiciste
son estrellas que relucen
alrededor de tu enagua
Dice la gente que tiene
veinticuatro horas el día
y si tuviera veintisiete
tres horas más te quería

Bulerías (Amós Rodríguez Rey)

Yo soy como aquella gente
que a mi tierra vinieron
soy de la raza mora
vieja amiga del sol
que todo lo ganaron
y todo lo perdieron
tengo el alma de nardo
del árabe español
El río Guadalquivir
va entre naranjos y olivos
los dos ríos de Granada
bajan de la nieve al trigo
ay amor
que se fue y no vino
El río Guadalquivir
tiene las barbas granates
los dos ríos de Granada
uno nieve y otro sangre
ay amor
que se fue por el aire
Para los barcos de vela
Sevilla tiene un camino
por los ríos de Granada
sólo reman los suspiros
ay amor
que se fue y no vino

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *