Rito y Geografía del Cante. Fandangos naturales

Gordito de Triana

papá, ¿donde está mamá?
yo me quiero ir con ella
porque cuando tú te vas
esta mujer a mí me pega
le gusta verme llorar
dice un refrán verdadero
que saber perder es ganar
a una carta me he jugado
a la mujer que quería
y con perderla he ganado
yo me acuerdo cuando niño
me cantaba y me mecía
qué felicidad más grande
dormir como yo dormía
en los brazos de mi madre

Miguel Funi

una paloma te traigo
que del nido la cogí
su madre quedó llorando
como yo lloré por ti
la solté y se fue volando
si tú a mí no me querías
falsa, ¿para qué me besabas?
si en tu memoria tenías
otro que más te gustaba
¿por qué no me lo decías?
porque son heridas incurables
las heridas del amor
son puñaladas a traición
puñaladas pero sin sangre
como las que llevo yo

Enrique Morente

cuando yo estaba en prisiones
en lo que yo me entretenía
en contar los aldabones
que mi cadena tenía
siempre me salían nones
no siembres en tierra mala
que puedes perder el grano
los beneficios son pocos
en un corazón ingrato

El Mono

tú te bañabas, mujer, en el río
y yo te vi sin que me vieras
y tu cuerpo parecía
Venus de (carnes?) morenas
que de las aguas subía
un niño chico pedía
implorando una limosna por la calle
tenía enferma a su madre
y no tenía dinero
para medicinas comprarle
cuando yo a ti te conocí
tu cara parecía una rosa
y al poco tiempo volví
tú eras una rosa venenosa
me daba miedo de ti

Platero de Alcalá

a uno que tiene tres viñas
llega un mal tiempo y le quita dos
que se conforme con una
y le de gracias a Dios
que otros no tienen más que una
el veneno yo me lo bebo, mala mujer
voy a beber lo que tú quieras
yo lo que quisiera es morirme
por no estar, mujer mala, a tu vera
yo he sufrido lo insufrible
yo tengo un contínuo remordimiento, mala mujer
trabajando en mis sentidos
el tenerte que dejar
tanto como te he querido
y por pagarme tú a mí, mujer mala

Camarón

me crié al pie de una fragua
en la Isla yo nací
mi madre se llama Juana
y mi padre era Luis
hacía alcayatas gitanas
tú no le faltes más a mi madre
y calla, por Dios, padre mío
porque mira que si tú eres mi padre
y esta es la que a mí me ha parido
yo no consiento que a ella me la maltrate nadie
dime, mal hombre, por qué
le tirabas tú piedras a esa cruz
qué culpa debe tener
ese divino Jesús
de que tú no sepas comprender

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *