Rito y Geografía del Cante. Enrique Morente

taranta y cartagenera

en el fondo de una mina
gritaba un minero así:
en qué soledad me encuentro
en mi compaña un candil
y mi compañero muerto
acaba penita, acaba
¿por qué no acabas de una vez?
con el morir se acaba
tanto penar y padecer

granaína y media granaína

entré en el jardín de Venus
a buscar la flor que amaba
y encontré a la flor morena
que era la que yo buscaba
para alivio de mis penas
la Virgen de las Angustias
la que vive en la Carrera
esa señora lo sabe
si yo te quiero de veras

tientos

si a media noche en tu cama
te despierta un viento frío
por Dios, no te de jindama
que son los suspiros míos
en una piedra me siento
como si la piedra fuera
alivio de mi tormento
a la audiencia van dos pleitos
uno verdad y otro no
la verdad salió perdiendo
porque el dinero ganó
te ponías tú a referir
serranita, de que no te quiero
sabiendo tú que yo por ti pasar
más fatigas yo no puedo
dejarme vivir mi vida
que yo no le pido a nadie
siquiera los buenos días

seguiriyas

de la huerta de Murcia
yo vengo, señores
y yo le traigo a la madre de mi alma
un ramo de flores
voces doy al viento
y grito al alto cielo
porque yo tengo una llama viva
dentro de mi pecho

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *