Puro y Jondo. El Zambo (DVD)

soleá

esto que yo estoy haciendo
yo no lo hacía con nadie
lo hacía yo por mis niños
pendientes estaban del aire
quise mucho a una mujer
momentos tuve en la noche
y esa mi ruina fue
tenía yo que haber muerto
cuando escuché mi querer
de rozarme con tu cuerpo
me llamo Antonio Frijones
no me caso yo con la Churrulita
por no tener obligaciones
me decía a mí mi madre
cabrita que al monte tire
no hay cabrero que la guarde
un sabio me dijo a mí
que me tomara los tiempos
según los viera venir
no tienes na de bueno
que te corría a ti por las venas
en vez de sangre veneno
abajito de la calle
a mi corazón le digo
que paciencia tenga y calle
dices que no me querías
haberlo mirado antes
cuando remedio tenía
no voy a Alcalá yo en mi vida
porque la niña de Joaquín el de la Paula
gasta mucha fantasía
a revolcarme
vaya capote
que huele a carne

soleá

a tu casa no voy más
pa que en cara no me eches
lo poquito que me das
me gusta verte dormida
porque tienes tú un despertar
como la Virgen María
por ti no cojo cama
y yo me acuesto con el sentido
a ver si a la puerta llamas
mira lo que es la ignorancia
que esta flamenca viene
me cuenta lo que le pasa
te lo dije en una broma
tan de veras lo has tomado
que ni a la puerta te asomas
tú eres como los judíos
que aunque te quemen la ropa
puesta a ti en el cuerpo
no niegas de lo que has sido
me dormí
y me despertaron los gallos
cantando el quiquiriquí
me lo venías haciendo
por delante buena cara
por detrás me andas vendiendo

seguiriyas

como se que contigo
no adelanto na
que los pasitos que pa alante yo doy
me se van pa atrás
una llaga viva
tengo yo en mi pecho
que me lo había hecho una mala gitana
de pasar tormentos
compadrito mío Cuco
llama a mi madre
como me veo yo en esta casitapuerta
revolcado en sangre

fandangos

no juegues, mujer, con el querer
porque tú tambien te puedes, mujer, equivocar
yo tengo por entendido
que el hombre que se enamora
loco termina perdido
un sabio ha puesto una escuela
pa estudiar sobre el amor
pero allí fuimos unos pocos
y aquello se convirtió
en una escuela de locos
a una flor de la marisma
yo le había preguntado, mujer, por ti
le pregunté si me amabas
y me contesto a mí que sí
la pícara me engañaba

tonás

sentadito yo en mi petate
con la cabecita echá pa atrás
yo me acordé de mi madre
mis niñas como estarán
no me mandes más memoriales
ni papeles de la audiencia
porque me habían dicho a mí los fiscales
que tengo yo mi causita en Valencia
al olivarito del valle
yo acompañé a esa buena serrana
y yo le eche mi bracito por encima
y yo la he miradito como a una hermana
y si no es verdad lo que yo digo
que Dios me mande la muerte
y o si no un castigo

bulería

tu querer y mi querer
igual que el agua del río
que atrás no se puede volver
lo digo como lo siento
como mi padre Joaquín
yo lo busco y no lo encuentro
no se por qué será
me daban a mí lo mismo
las penas de los demás
sereno, por Dios, sereno
no pegues la voz tan alta
que esta noche me la llevo
esta noche voy a ver
la voluntaíta que tú a mí me tienes
si tú te vienes conmigo
es señal que no me quieres
tío Piculabe
con una carga de leña
que no cabe por la calle
me senté sobre tu cama
y lágrimas como garbanzos
te caían a ti por la cara
esta casa huele a gloria
dime tú quien vive aquí
aquí vivía un gitano
que sabe mucho, sí, sí
esta camisita mía
me la voy a partir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *