Puro y Jondo. Chano Lobato (DVD)

tanguillos

yo te juro mi Cádiz
que no te miento
que aunque no estoy contigo
te llevo siempre en el pensamiento
y en mentando tu nombre
yo soy feliz
porque eres la tierra
donde nací
bello rinconcito
de mi Andalucía
cuando Dios te hizo
qué alegre estaría
tienen tus mujeres
la gracia divina
son ramitos de rosas
y de clavellinas
placita chica de Cádiz
la tierra de más salero
nunca te falta alegría
aunque no tengas dinero
si yo pudiera tenerte
conmigo para toda la vida
puedo jurar que a mi Cádiz
por nada del mundo lo dejaría
tú eres, Tacita de Plata
lo de más gracia
de Andalucía

tangos

un sabio me leyó el sino
y al escucharlo yo temblé
qué cosas no me diría
que aborrecí tu querer
tanto como te quería
eres más bonita
tú vales más millones
que los clavelitos grana
que asoman por tus balcones
Dolores
¿con qué te lavas la cara
que tanto te huele a flores?
¿qué quieres que tenga?
¿qué quieres de mí?
hasta el agüita, primita, que yo bebo
te pido licencia a ti
he mandaíto hacer una fuente
de cal y canto y arena
pa que beba mi serrana
agua de la fuente nueva
eres más bonita
tú vales más millones
que los clavelitos grana
que asoman por tus balcones
si alguna vez vas a Cádiz
pasa por barrio Santa María
Santa María, arrabal del matadero
donde nacen los cayos reales
los flamencos mas juncales
lo mejor del mundo entero
tontita inocente
loquita aburría
que cuando riñes, primita, con tu gente
¿por qué no te vienes
a la verita mía?
Amparo
llamadme a Amparo
como el enfermo buscaba el alivio
yo lo busco y no lo hallo

soleá de Cádiz

compañera de mi alma
dime donde estás metida
a voces yo te llamaba
y tú no me respondías
me dicen que el querer
era cosita, prima mía, de juguete
pero veo que se pasan
las fatigas de la muerte
yo fui al campo a divertirme
dejadme flores, dejadme
que aquel que tiene una pena
no se la divierte nadie
preguntaselo a tu madre
si ella te dice que no
mi palabra es la que vale
acuerdate cuando entonces
bajabas descalcita a abrirme
y ahora no me conoces
vente conmigo
a la retama
de los olivos
te voy a querer
aunque no tenga
pan que comer

alegrías

Puerto Real y La Isla
Chiclana y El Trocadero
y en un rincón tan bonito
lo mejor del mundo entero
y en ese rinconcillo
tan resalao
el color de su cielo
nadie ha pintao
y los montones, primo
de sus salinas
le dan a ese paisaje
la gracia fina
¿qué es lo que tú te echas, chiquilla, en la cabecita
que tanto trasmina y huele?
albahaquita de la India
rebujaíta con limón verde
cuando vas andando
canelas y rosas
vas derramando
a mí las callecitas, primita, se me oscurecieron
y el cielo se me nubló
el día que tú me dijiste
que nuestro querer terminó
cuando te vengas conmigo
que adonde me vas a llevar
te voy a dar una vueltecita
por la Muralla Real
contiduría
que yo me puse a contar un dinero
y he contadito doscientos diez mil reales
y que los vuelos todos se me fueron
a revolcarme
en un capote
que huele a carne

malagueñas del Mellizo

que yo quisiera de momento
estar loco y no sentir
porque el sentir causa penas
tantas que no tienen fin
y el loco vive sin ellas
a mí me han dicho que la venganza
que era muy fácil de tomar
que la tome aquel que quiera
que yo no la puedo tomar
porque a mí me daba mucha pena

bulerías

una vez que te dije
adios María
se creyeron tu gente
que tú eras mía
tu madre es la que no quiso
y alcahuetita ella fue primero
campanas de dos metales
dan mal sonido en el pueblo
en la calle abajito
va quien yo quiero
no le veo la cara
con el sombrero
la plaza de la catedral
es un verdadero encanto
porque se parece mucho
a Melilla con su Campo
tiene su zoco y mezquita
infinidad de palmeras
y con el tiempo tendrá
catorce o quince chumberas
y pa mayor semejanza
debían de colocar
en vez de Silos Moreno
la cabecita, prima, del sultán
Cádiz es una población
que le gustaba, primita, al forastero
aquí no se quiere lo serio
aquí no camelamos el dinero
según me ha dicho mi prima
la del barrio del Balón
van a hacer un monumento
y encima a Maria Bastón
con el caray, caray, caray
que mira que de cosas que pasan en Cádiz
que ni las hambres las vamos a sentir
que mire usted qué gracia
que tiene este país
bajaba todas las tardes
de su casa a la estación
con un libro entre las manos
y que era de Campoamor
era delgada y morena
era de cintura fina
era más cursi que un guante
la señorita Adelina
y como ver pasar el tren
era toda su ilusión
en el barrio le pusieron
la Niña de la Estación
descarriló el tren correo
una mañana de abril
y aquel descarrilamiento
hizo a Adelina feliz
ella vendolé la frente
y lo cuidó como a un niño
y él que era guapo y valiente
le juró eterno cariño
y ya luego cuando noche
que ya el tren ya se marchó
y entonces Adelina
este cante le cantó
adiós amor, buen viaje
adiós que lo pases bien
recuerdos a la familia
y al llegar escribemé
no te olvides del retrato
mándame la ilustración
no te olvides que te espera
la Niña de la Estación
ya no eres la misma que yo conocía
la que se bebía los vientos por mí
ahora vas con uno distinto cada día
ahora que me muero de celos por ti
claro que la culpa de que esto acabara
no la tuvo nadie, nadie más que yo
yo que me reía porque se acabara
y ahora sufro y lloro porque se acabó
mira que te llevo dentro de mi corazón
y por la salucita de la madre mía
te lo juro yo
mira que pa mí no hay nadie
nadie en este mundo nadie más que tú
y que mis acais si digo mentira
se queden sin luz
por ti contaría la arena del mar
por ti yo sería capaz de matar
y si es que te miento me castigue Dios
y esto con la mano en el Evangelio
te lo juro yo
aunque no quieras tú ni quiera yo lo quiere Dios
hasta la eternidad te seguirá mi amor
como una sombra iré y yo iluminaré tu inspiración

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *