Naturaleza flamenca. Pepe de la Matrona (Quejío) 1

Aquel que le pareciere (caña de José El Granaíno)

aquel que le pareciere
que mis ducas no eran na
siquiera por un momento
que se ponga en mi lugar
compañera mía
reina de los cielos
que se ponga en mi lugar

En La Habana hice una muerte (soleá petenera)

en La Habana hice una muerte
y La Puebla me sentenció
La Habana dice que muera
La Puebla dice que no

Que no me quería (siguiriyas de Silverio)

a la Virgen de Regla
yo se lo he rogao
que me librara a un hermano mío
de salir soldao
que no te quería
que no me querías
yo renegara de Dios y me fuera
a la morería

Abrase la tierra (la cabal de Silverio)

ábrase la tierra
que me quiero morir
que pa vivir como yo estoy viviendo
prefiero morir

Fui piedra y perdí mi centro (soleares de Utrera)

fui piedra y perdí mi centro
y me arrojaron al mar
y a fuerza de mucho tiempo
mi centro vine a tomar
las que paso Jesús
como tu te rebeles
más grandes las vas a pasar tú

Camino Casariche (livianas primitivas)

camino Casariche
venta el Bravaero
allí mataron a Bastián Bochoco
cuatro bandoleros
¿Dónde van esos machos
con campanillas?
son de Pedro la Cambra
van pa Sevilla

Por la Sierra Morena (la serrana con el macho)

por la Sierra Morena
va una partida
al capitán le llaman
José María
que no va preso
mientras su jaca torda
tenga pescuezo

Señor cirujanito (siguiriya de cambio de Maria Borrico)

señor cirujanito
desengáñeme usted
si estos chorreles
se quedan sin bata
lo quiero saber

Yo me lleno de regocijo (soleares de Triana)

por donde quiera que vayas
no digas que me has dejao
mete la mano en tu pecho
y cuéntalo como ha pasao
yo me lleno de regocijo
al ver que este serranito
tiene el mismo gusto mío
cuando veo a mi contrario
me lleno de regocijo

Vaya tela de verano (taranta de Pedro el Morato)

me llaman Pedro el Morato
y soy natural de Vera
con mi guitarrica en la mano
vaya tela y venga tela
vaya telita de verano

Siempre por los rincones (siguiriya de Manuel Molina)

camisita en un año
no me he de poner
hasta no verme con mi compañerita
juntitos otra vez
siempre por los rincones
te encuentro llorando
libertad no tenga yo en mi vida
si te doy mal pago

Serranita me publicaste (tangos de Triana)

grande tropezon que di
y a mí la gente me murmuró
otros tropiezan y caen
y no los murmuraba yo
serranita, me publicaste
después que hiciste el yerro
tú te echaste en la faltriquerita
las ganacias que tú sacaste
al pasar la Calle Nueva
una vaquita a mi me agarró
por tirarle la capa a la vaca
la capa a la vaca, me la desgarró
ese pañuelo que yo te di
con puntitas y con alamares
como tiene las hebritas rotas
el pajarito a ti te se sale
no se como has tenío valor
de echarte un marío nuevo
estando en el mundo yo
al pocito a por agua
y no llevo soga
con las trenzas de tu pelo
me alcanza y sobra
que malina eres
que después que me consientes
le dices a too el mundo
que no me quieres

Malos pasitos (siguiriya primitiva de Triana)

que duquela más grande
a mí me llegó
malhaya sean estos malos pasitos
que esta gitana dió
calorrós de Triana
duquelas pasaron
los bariales cortaron los puentes
y ellos se ahogaron

Tú eres el diablo romera (el polo de Tobalo con el macho primitivo)

tú eres el diablo, romera
que me vienes a tentar
no soy el diablo romera
que soy tu mujer natural
de La Habana yo vengo, señores
de bailar un fandango
entre mulatas y chinas
que me lo están chancleteando

Se me apareció la muerte (malagueña de Gayarrito)

cuando pensé de olvidarte
se me apareció la muerte
como la vida es tan amable
yo volví de nuevo a verte
volví de nuevo a quererte

Correo de Vélez (soleá de preparación y soleá grande de Triana)

que tanto llover
si a mí me duelen los brazos
de sembrar y no coger
como el correo de Vélez
en cayendo cuatro gotas
se mojaron los papeles
te tengo comparaíta
con el correo de Vélez

No pierdas la esperanza (siguiriya de Frasco el Colorao y Cagancho)

a las dos de la noche
me despierto y digo:
¿Dónde estará mi compañerita?
que no está conmigo
no pierdas la esperanza
aunque el pocito era hondo
la soguita alcanza

Remedio no tengas (soleares de Paquirri)

apenas amanece el sol
se me redoblan las ducas
que llenan mi corazón
que tú remedio no tengas
que un cirujano te corte
la campanillita y la lengua

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *