Morrongo. Santiago Donday

Soleá al golpe y seguiriya

cuando yo estaba estarao
qué grandes duquelitas tenía
se acordaba de su madre
y de una niña que tenía
porque tú no intentas nada bueno
a ti te corre por las venas
en vez de sangre, veneno
se que te vas a quedar
con el dedito señalando
como se quedó San Juan
ay, que te quiero
pero de lachi
no te lo peno
se murió mi madre
me se acabó el mundo
yo voy a vestir mi corazoncito
de negro luto

Alegrías

los pasitos que yo doy
murmuraítos son
unos tropiezan y caen
y no los murmuro yo
y eres bonita
bonita eres
la más bonita
de las mujeres
aunque pongan en tu puerta
cañones de artillería
tengo que pasar por ella
aunque me cueste la vida

Seguiriya

contemplarme a mi mare
que no llore más
solito muero rabiando
en un hospital
qué desgracia es la mía
y hasta en el andar
que los pasitos que yo alante
me se vuelven atrás
si era grande mi desgracia
y hasta en el andar
de Santiago y Santa Ana
yo le rogué a mi Dios
que me aliviara aquellas grandes
a mi corazón

Soleá

mamaíta de mi alma
dime donde estás metía
que te busco y no te encuentro
toditas las horitas del día
pa que remedio no tenga
que un cirujano te corte
la campanilla y la lengua
acuérdate cuando entonces
descalcita tú bajabas
y ahora tú no me conoces
por la Alameda
ahí viene el guarda
con la correa

Tientos-Tangos

como quieres que te quiera
si eres hija de una paya
y yo de una canastera
pasa de largo y no mira
sin saber que aquí dejaba
una gitana cautiva
te voy a hacer yo una fuente
sólo de canto y arena
pa que beba mi gitana
agua de la fuente nueva
a mí me sigue, me sigue
una estrella chiquitita
chiquitita, pero firme
qué lástima de gitana
tan mala de corazón
y tan bonita de cara
no me mires ni me hables
tu gente se han daíto cuenta
va a haber una ruina grande

Bulerías

voy a hacer lo que nunca he hecho
de estar una noche contigo
y no tocarle a tu cuerpo
quién mal anda mal acaba
casita de jabonero
el que no cae, resbala
ay, que te quiero
pero de lachi
no te lo peno

Malagueña de el Mellizo

todita la noche me llevo
sentadito en el balcón
y cuando siento tus pasos
que me se alegra el corazón
porque te quiero tanto
si me trataras de nuevo
tú no me habías de conocer
porque he echado otrito genio
y otra manera de ser
más cariñoso y más bueno

Soleá

me meto por los rincones
y a voces llamo a mi madre
y como tú no me respondes
llamo a la Virgen del Carmen
se lo pedí esta mañana
al Señor del Baratillo
que me quiera esta gitana
señalaíto me tienes
con cruces en la pared
mira que hermoso calvario
gitana, pa tu querer
porque tú no intentabas nada bueno
a ti te corre por las venas
en vez de sangre, veneno
ay, que te quiero
pero de lachi
no te lo peno

Martinete

en el barrio de Triana
no hay pluma ni tintero
pa escribirle a mi pare
que hace tres años
que no lo veo
y hasta los olivaritos del valle
que te acompañé, buena gitana
me juraste por tu mare
y te he miraíto como una hermana
y si es mentira lo que digo
que Dios me mande la muerte
y si no que me mande un castigo

Fandango por soleá y soleá

estaba yo malita en la cama
a oscuritas sin tener yo luz
entraste y me dio alegría
que yo recobré la salud
que yo por ti tenía perdía
el que roba pa sus hijos
que me lo cogen y me lo prenden
y aquel que roba muchos miles
no lo encuentran los duendes
ni lo cogen los civiles
de tarlatana era el vestido
al niño de San Antonio
yo se lo tengo ofrecido
te tengo que ver llorar
descalcita por las calles
por lo que me has hecho pasar
ay, que te quiero
enaguas blancas
de un zagalejo

Bulerías

te pones en esa esquina
con una miradita tuya
los huesecitos me los lastimas
qué lástima de gitana
tan mala de corazón
y tan bonita de cara
tú no te metas con mi pare
que mi pare es un probe viejo
que no se mete con nadie
me voy por la otra acera
por no escuchar yo a tu mare
tener la malita lengua
morrongo, morrongo
lo que me da mi mare
es lo que me pongo
en esta noche
no cojo posá
hasta mañanita
en la madrugá

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *