Maestros del cante. Aurelio de Cádiz

No la pintaran pintores (bulerías)

dueña de la serranía
no la pintaban pintores
lo bonita que venía
a mí no me hables
que tu gente se ha daíto cuenta
va a ser una ruina grande
te vas a bañar
lleva tu jabonerito
para la lavarle la cara
a ese triste borreguito
guacarandé, que te vayas y vengas
guacarandé, que no te entretengas

Te tengo que querer (tientos)

te tengo que querer
por más que tú no me quieras
yo te tengo que querer
si algún día no te quisiera
que me castigue Undebé
eres más bonita
que los clavelitos grana
que abren por la mañanita
si alguna vez vas a Cádiz
pasa por barrio de Santa María
veras a los gitanitos
como te cantan con alegría
tú eres la tonta inocente
eres la loquita perdía
cuando riñes con tu gente
¿Por qué no te vienes a la verita mía?
¿Qué quieres de mí?
que estoy héctico de pena
desde que te conocí
de cal y cantos y arena
he mandaíto hacer una fuente
de cal y cantos y arena
pa que beba mi serrana
agua de la fuente nueva
yo a ti te pondría
un puente pa que pasaras
de tu casita a la mía

Que pases por mí pena (alegrías)

pa que pases por mí pena
Dios te mande el castigo
que la persona que quieras
que te se vuelva tu enemigo
que picarillo tunante
que picarillo truhán
cuando me vaya contigo
que adonde me vas a llevar
si supieras lo que sufro
cuando me dices que tienes
amores en otra parte
y conmigo te entretienes
que a la mar que te vayas
querido Pepe
por mu lejos que vayas
me voy por verte
si yo supiera compañera
que el Sol que sale te ofende
con el Sol me peleara
aunque me dieran la muerte
que picarillo tunante
que me quisiste llevar
a darme una vueltecita
por la Muralla Real

Me dicen a mí (seguiriyas)

me dicen a mí
que si te quiero
mare de mi alma
yo digo que sí
le pido llorando
hincaíto de rodillas
que de limosna
a mí me quitara
lo que estoy pasando
ante Santa María
le pido llorando

Te apartaste de mi vera (media granaína y malagueña)

te apartaste de mi vera
porque no hablara la gente
pero ten por entendido
que te tiene que costar la muerte
el haberme conocido
al compararte un día
con la que a mí me dió el ser
el corazón a mí me decía:
no compares a esa mujer
con la autora de tus días

Que toquen a rebato (soleares)

que toquen a rebato
las campanas del olvido
vengan y toquen a fuego
que esta gitana ha encendido
anda y no presumas más
porque no tiene tu cara
nada de particular

Que te olvidara (media granaína y malagueña)

me mandaste a decir
serrana, que te olvidara
cuando llego el parte a mí
ya de ti no me acordaba
este querer tuyo y mío
dime a donde va a llegar
tú a mí me tienes quitao el sentío
cada vez yo te quiero más
yo estoy loquito perdío

Cuantas veces te lo he dicho (alegrías)

cuantas veces te lo he dicho
que te miraras en ello
y te viniste tú a mirar
cuando no tiene remedio
que picarillo tunante
que picarillo truhán
cuando me vaya contigo
que adonde me vas a llevar
es verdad que te he querido
grande locura es negarlo
pero tu pa mi acabaste
así vivieras cien años
en la mar tiré un tiro
cayo en la arena
confianza en el hombre
no hay quien la tenga
más desgraciaíto que yo
éso no nace de mare
que me encuentro en un camino
con dos vereítas iguales
que a la mar que te vayas
querido Pepe
por mu lejos que vayas
me voy por verte

Virgen de la Merced (bulerías)

Virgen de la Merced
como yo mi gusto logre
un hábito voy a romper
gitana te se ha lograo
dime a que santo le ruegas
que tanto alcance te ha dao
que te se parta el peñón
que te rompiera la cabeza
causita de mi perdición
no quieres hablar con la gente
te metes por los rincones
y a voces llamas a la muerte
ahora sí, ahora sí, ahora sí
ahora sí que te quiero yo a ti

Que le llaman relicario (alegrías)

A Cai no le llaman Cai
que le llaman relicario
porque tenemos por patrona
a la Virgen del Rosario
que a la mar que te vayas
querido Pepe
y por mu lejos que vayas
me voy por verte
como reluce mi Cai
mira que bonito está
sobre un cachito de tierra
que le ha robaíto al mar
cuando se entra en Cai por la bahía
se entra en el paraíso de la alegría

Del color de cera virgen (soleares)

del color de cera virgen
tengo yo mis propias carnes
que me ha puesto esta flamenca
que no me conoce nadie
pregúntale tú a tu mare
si es que te dice que no
mi palabra es la que vale

En el carro de la pena (malagueñas)

yo vi a mi mare ir
en el carro de la pena
se me ocurrió a mí decir
siendo mi mare tan buena
no se debia de morir
una pena lenta y mala
mató a la mare mía
hasta la cama temblaba
de lo que me decía
y el consejo que me daba

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *