Le chant du monde v. 20. Juan Talega

Yo te quiero a ti (soleares de Joaquín el de la Paula)

al infierno que te vayas
yo me tengo que ir contigo
porque yendo en tu compaña
llevo la gloria consigo
quise mucho a una mujer
tuve un momento de loco
y eso mi ruina fue
se menean cuando yo paso
yo te quiero a ti solita
y a nadie hacia yo caso
que no me querías
pero hice la intención
de no mirarte en mi vida
que la va a vender
por cincuenta pesos, mare
y yo no se por qué

Sintiendo estaban las piedras (siguiriyas)

sintiendo estaban las piedras
las fatigas mías
yo las terelo de día y de noche
de noche y de día
el corazón lo tengo
que si tú lo vieras
lástima te causara
y dolor te diera
mi hermana, la Alejandra
a la calle me echó
Dios se lo pague
y a mi primo el gallego
que me arrecogió

Dicen que tú no me quieres (martinete carcelero)

dices que tú a mí no me quieres
pena yo no tenía ninguna
pero yo con tu querer
no tenía hecha escritura
sentaíto estaba yo en mi petate
con la cabeza echá pa atrás
yo me acordaba de mi mare
mis niños ¿Donde estarán?
ya han tocao el toque de silencio
ya nos mandaban a callar
pero al toque, primo, de diana
nos mandaban a levantar
si no es verdad
que un castigo grande Dios a mi me mande
si me lo quiere mandar

A quien le contaré yo (soleares de Alcalá)

¿A quién le contaré yo
las fatiguitas que estoy pasando?
se las voy a contar a la tierra
cuando me esten enterrando
¿Que no me querías?
cuando alante tu me tienes
el sentío te desvaría
dices que tu a mí no me quieres
pena yo no tengo ninguna
porque yo con tu querer
no tenía hecha escritura
cuando a ti nadie te quiera
ven, que yo a ti querré
que el daño que me hiciste
que yo te lo recompensaré
¿Que no me querías?
cuando delante tú me tienes
el sentío te desvaría
ay, que te quiero y tu no lo sabes
eres la causa de todos mis males

Dolor te diera (siguiriyas del señor Manuel Cagancho y Tomas el Nitri)

dale la limosna
dásela, por Dios
porque yo tengo herido
el mal del amor
el corazón lo tengo
que si tu lo vieras
lastima te causara
y dolor te diera

Te tenia que “fartá” (bulerias por soleá)

te tiene a ti que faltar
el dinero y la salud
porque tu eres muy mala
la razón y la libertad
compañera, no regañes
coge tú la capuchita
y el campito no tiene llave
si tú te quieres salvar
tú te has de venir conmigo
o te has de tirar a la mar
mira que te lo alevanto
un falsito testimonio
despues de quererte tanto

Siguiriyas del Loco Mateo

el corazón duro como una piedra
tiene esta mujer
como yo estaba malito en la cama
y no me vino a ver
oleaítas, mare, del agua
donde fuerte veneis (venís)
os habeis llevao a la mare mía
y no me la traeís

No esperes perdón (soleares)

de mí no esperes el perdón
porque no te miro yo a la cara
si no te quisiera tanto
tal vez yo te perdonara
yo voy a perder la razón
que cuando hablo contigo
a mí me engaña mi corazón
no puedes hacer nada bueno
porque tienes en tus venas
en vez de sangre veneno
por Dios te pido
que no te alabes
que te he querido

A mis amigos (martinete)

¿De qué le sirven a mis amigos
que me saquen a mí a pasear?
si luego vuelvo a mi casa
y vuelvo de nuevo a pensar
yo no quiero mas memoriales
ni papeles de la audiencia
porque me habían dicho a mí los fiscales
que tengo mi causa en Valencia

Yo no soy de esta tierra (siguiriyas)

yo no soy de esta tierra
ni conozco a naide
y el que hiciera algo por mis niños
que Dios se lo pague
el corazón duro como una piedra
tiene esta mujer
como yo estaba malito en la cama
no me vino a ver

En otro tiempo ha sido mío (soleares de Alcalá y de Mercé la Serneta)

el pañuelo que tú llevas
en el cuello, tan florío
saben toos los serranos
que primero había sido mío
dices que tu a mí no me quieres
pena yo no tengo ninguna
porque yo con tu querer
no tenía hecha escritura
y yo te querré
que el daño que me hiciste
te lo recompensaré

Padre nuestro

Padre nuestro que estas en el Cielo
santificao sea tu nombre
venga a nosotros tu reino
y hagase tu voluntad
asi en la Tierra como en el Cielo
el pan nuestro de cada día
Dios mio, danos hoy
y perdona nuestras deudas
así como nosotros perdonamos a nuestros deudores
líbranos de caer en la tentación
mas líbranos del mal, amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *