Le chant du monde v. 2. El Niño de Almadén

Martinete

ven acá, mujer del mundo
convéncete a la razón
que no hay un hombre que sea
tan fijo como el reloj
en el barrio de Triana
ya no hay pluma ni tintero
para escribirle yo a mi madre
que hace tres años que no la veo
todito se me vuelven pérdidas
por buscar mi bienestar
la puerta donde me arrimo
la encuentro claveteá
si no es verdad
que Dios me mande la muerte
si me la quiere mandar

Farruca

una farruca en Galicia
amargamente lloraba
porque se le había muerto el farruco
que la gaita le tocaba
arriba la oliva
abajo el limón
limón, limón, limonero de mi vida
limonero mío de mi corazón

Lamento minero

yo me llevé de un rosal
la mejor rosa que había
si sería maldición
que una espina que tenía
se clavó en mi corazón

Bulería

yo te he querido y no lo niego
no niego que te he querido
lo que me pesa en el alma
por tus acciones
el haberte conocido
me lleno de regocijo
en ver que esta flamenquita
tiene el mismo gusto mío
lo que me manda Undibé
yo hago por olvidarte
y como tanto te quiero
me domina tu querer
déjala sufrir y rabiar
que lo ha hecho conmigo
en vida lo va a pagar

Malagueña

me tienes todita la noche
sentadito en mi balcón
y cuando siento tus pasos
se me alegra el corazón
¿porque te querré yo tanto?

Cartagenera

si vas a San Antolín
y a la derecha te inclinas
verás en el primer camarín
a la Pastora Divina
que es vivo retrato a ti
Lamento de La Caleta

entré en el Jardín de Venus
a buscar la flor que amaba
encontré a la lis morena
que era la que yo buscaba
para alivio de mis penas

Fandango de Huelva

viva el fandango de Huelva
que es muy alegre y bonito
que viva Pedro Soler
y mi amiga Joselito
que los dos me quieren bien
de negro la vi pasar
tan bonita bajo el velo
que tuve que preguntar
quién se habrá muerto en el Cielo
que la Virgen va enlutá
arrímate, ay, pichona mía
que yo no puedo vivir sin ti
vivir sin ti yo no puedo más
pichona mía me vas a matar
que quítate del sol que te quemas
que quítate del sol que te pones
la carita morena

Malagueña

este querer tuyo y mío
no se donde va a llegar
me tienes loco perdido
y cada vez te quiero más
y tengo perdido el sentido
creí que adelantaría
haciendo por olvidarte
cuando pasaron tres días
como un loco fui a buscarte
vivir sin ti no podía
el cielo y la tierra tiemblen
sólo al oirme nombrar
y las campanas repiquen
muera quien mal pago da

Aires de Huelva

ya se va la noche bella
y viene clareando el día
no queda más que una estrella
esa es la tuya y la mía
vamos los dos con ella
perdónala madre mía
aunque se que no la quieres
es la que tengo elegida
entre todas las mujeres
sin ella no viviría

Martinete

aquel que le pareciera
que mis ducas no son ná
siquiera por un momento
que se ponga en mi lugar
en el barrio de Triana
ya no hay pluma ni tintero
pa escribirle yo a mi madre
que hace tres años que no la veo

Mirabrás

a mí que me importa
que un rey me culpe
si el pueblo es grande y me abona
voz del pueblo es voz del cielo y anda
que no hay más ley
que son las obras
que con el tiritití
que mirabrás y anda
te amarras el pelo
con una hebra
de hilo negro
alta pena tienes
que estás queriendo
a quien no te quiere
y yo te quiero
pero de lachi
no te lo peno
tienes por maña
cuando te curro
llamas a los guardias
venga usted a mi puesto, hermosa
y no se marche usted, salero
castañas de galarosa
yo vendo camuesas y peros
ay, Marina
yo vendo naranjas
y son de la China
batatitas borondas
suspiritos de canela
malacatones de Ronda
agua de la nevería
tienes los dientes
como granitos
de arroz con leche

Seguiriya

tú te apartaste de mi vera
te fuiste sin apelación
ahora tú vienes hincada de rodillas
pidiendo perdón
redoblaron las campanas, señores
en San Juan de Dios
como doblaban por la mare de mi alma
de mi corazón

Serenata

cuando sale la aurora
sale llorando
pobrecita y qué noche
estará pasando
porque la aurora
de día se divierte
de noche llora
dice mi compañera
que no la quiero
cuando la miro a la cara
el sentido pierdo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *