Grandes cantaores del flamenco. Rafael Romero

Los olivaritos del valle (toná)

hasta el olivarito del valle
yo acompañé a esta buena gitana
y yo le había echaíto mi brazo por encima
la miré como a una hermana
oh, pare del alma y Dios verdadero
como subiste, parecito mío
hasta el alto cielo

Yo voy cantando (serrana)

cuando voy por la sierra
yo voy cantando
con mi potro lucero
y en ti pensando
a un pastor en la sierra
lo vi llorando
porque vio a un zagalillo
que estaba orando
y que sencillo
fue nacido en Belén
aquel chiquillo
señor cirujanito
desengáñeme usted
si estos tres niños
se quedan sin su pare
lo quiero saber

Pregúntale a mi sombrero (garrotín)

pregúntale a mi sombrero
mi sombrero te dirá
la mala noche que pasa
y el relente que le da
al garrotín, al garrotán
de la vera, vera de San Juan
si quieres que yo te baile
y te cante el garrotín
ponme una moneda en la mano
y te hare tirintintín
tu presumes de que eres
una flamenca muy grande
porque has puesto la bandera
donde no la ha puesto nadie

No te acuerdas cuando entonces (soleá)

¿No te acuerdas cuando entonces
bajabas descalza a abrirme
y ahora tú no me conoces?
que me tiro a un pozo, por Dios
que me están adjudicando
un casamiento forzoso
se lo pido a Jesús mío
por las que pasó en el huerto
te quiten de mis sentidos
marchando para Pamplona
en la mitad del camino
me encontré con tu persona

Son tan grandes mis penas (siguiriyas)

son tan grandes mis penas
que no caben más
yo muero loco, sin calor de nadie
en el hospital
si estas penas mías
mucho me duraren
todas las murallas que en el mundo hubiera
yo las derribare
no digas que no
que no habías sido la causa mas grande
de mi perdición

Soy la ciencia en el saber (polo natural)

soy la ciencia en el saber
lo tengo experimentao
de lo que en antes huía
Undebe me ha castigao
como caballo sin freno
tienes, flamenca, el arranque
tu no te cuidas de mí
y anda, que no estoy delante

Aquel que tiene tres viñas (caña, macho y soleá)

aquel que tiene tres viñas
y el tiempo le quita dos
que se conforme con una
y le de gracias a Dios
tienes muchas cosas mías
pero te falta un renglón
que no esta en la letanía

Soy calé de nacimiento (debla)

soy jerai en el vestir
soy caló de nacimiento
yo no quiero ser jerai
con ser caló estoy contento

Yo vi un bicho correó (rondeña)

yo vi un bicho corredor
salio de la cueva del loro
le empuje mi perra galga
clemencia le pido a Dios
no le de la muerte amarga
pa acabarlo de criar
cogí un pájaro de un nido
y fue tan agradecido
que cuando lo eché a volar
se vino hacia el hombro mío
a ver si puedo dejar
siempre cantando y cantando
a unos chiquillos que tengo
una casa ya pagá
pa que no vivan de arriendo

Tiene venganza conmigo (tientos)

hasta el reloj de la audiencia
tiene venganza conmigo
que me cuenta los minutos
las horitas que estoy contigo
por tu culpa un momentito tengo
que la muerte apetecía
cuando Dios no me la ha mandaíto
no me la merecería
si me desprecias por pobre
busca un rico que te de
y cuando el rico no tenga
ven a mí y yo te daré
yo no se por qué
esta gitana me vuelve
la carita cuando me ve

No se lo digas a nadie (jaleos extremeños)

no se lo digas a nadie
que he vendido mi jaca torda
en dos mil quinientos reales
te pones a hablar conmigo
y yo por mi sencillez
lo que me pasa te digo
con el corazón en la mano
lo que me pasa te digo
vengo de la Extremadura
de ponerle a mi caballo
de plata las herraduras

No me habías de conocer (malagueñas)

si me trataras de nuevo
no me habías de conocer
yo he echado distinto genio
y otro modo de querer
más cariñoso y más bueno
a las puertas de Graná
plaza de los herraores
esta la Virgen del Triunfo
con veinticinco faroles

Soy como el peregrino (petenera)

soy como el fiel peregrino
que de penitencia andare
hasta encontrar el asesino
que me ha robao tu querer
como ladrón de caminos
yo quisiera renegar
de este mundo por entero
volver de nuevo a habitar
por ver otro mundo nuevo
a ver si encuentro verdad

A la orilla de un río (serrana)

a la orilla de un río
yo me voy solo
y aumento la corriente
con lo que lloro
en un campo de flores
yo paseaba
y corté una amapola
que era tu cara
qué triste flor
la tocaron mis manos
y se marchitó
dice mi compañera
que yo no la quiero
y cuando la miro a la cara
el sentido pierdo

Qué fatigas tengo (cabales)

qué fatigas tengo
y ganas de llorar
cuando la vi en el vaporcito
la maquina andaba
a la Luna le pido
la del alto cielo
pa que me ponga a mi pare en la calle
que bien lo camelo

Yo no te obligo, gitana (toná)

yo no te obligo, gitana
de que me quieras a la fuerza
si no es de tu voluntad
lo que a ti te parezca
a aquel que le pareciere
que mis penas no eran na
siquiera por un momento
que se ponga en mi lugar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *