En Lebrija. El Funi y el Juanata con Pedro Peña

Pena mía (cantiñas)

que a mí me iba a costar la vida
que esta penita mía era muy grande
y ahora se muere mi madre
redoblan las penas mías
qué tío, qué tío
que a la media noche
(dice que ha salido?)
a Isabela en el baile
la vió el rey David
y se enamoró de ella
como yo de ti
a (???) ya están tocando
con el tan y con el tin
y el bichito berreando
deseandito de morir
tu cabello y los míos
se han enredado
como la zarzamora
por los vallados
de la Isla camarones
y en el barrio de la Viña
muchachitas como soles
cuando vas andando
rosas y lirios
vas derramando

Tenía el pelito negro (fandango)

yo estaba camelando, prima, una gitana
que tenía su pelito muy negro
ella lo sabe y se aguanta
y yo pasando tormentos
mira qué grandes desgracias
son heridas incurables
las heridas del amor
son puñalás a traición
puñalás pero sin sangre
como las que llevo yo

Mi gitana (tangos)

me gusta el verte llorar
tus lágrimas me parecen
caracolitos del mar
pasa y lo verás
todas malas lenguas
se vean cortás
quién te quiera y quién te adore
y cuando vuelvo la cara
tú de otro te enamoro
y yo que te quiero mucho
y tú que me quieres poco
me da un guilinguilingui
por poco me vuelve loco
mi gitana
me hace llorar
mi gitana
me la tiene a mí que pagar

Y de flores coronarte (soleá)

quisiera hablar contigo
y de flores coronarte
quisiera cogerte, prima
y satisfacciones darte
la alegría en mí paró
en mí no reina la alegría
muerto está mi corazón
al conocimiento vino
con agüita calaera
no muele ningún molino
el que tenga pena que rabie
que cuando yo la tenía
no me la quitaba nadie
tengo un canasto
lleno de flores
hasta lo alto

Convéncete a la razón

ven acá mujer del mundo
convéncete a la razón
que no hay un hombre en el mundo
que sea fijo como el reloj
en el barrio de Triana
ya no hay pluma ni tintero
para escribirle a mi padre
que hace tres años que no lo veo

Como un loco me salí (soleá por bulerías)

válgame Dios y no le temes
ni a la ira de Undebé
y sin embargo te asustas
flamenca, de mi querer
porque tú te lo mereces todo
y tú me vienes culpando
y yo no tengo la culpa
de lo que te está pasando
acuérdate cuando entonces
bajabas descalcita a abrirme
y ahora no me conoces
como loco me salí
y a todo el que yo me encontraba
le preguntaba por ti
qué disparate
que yo te quiera
como de antes

Falsa para la que me besaba (fandango)

si tú a mí no me querías
falsa, ¿Pa que me besabas?
si en tu memoria tenías
otra que más te gustaba
¿Por qué no me lo decías?
toditas las noches al acostarme
con tu retrato en las manos
lo miro y empieza yo a llorar
me enfado y lo hago pedazos
y luego los vuelvo a juntar

De pan y vino (bulería)

quítame (???) la noche
déjame morir solito
no te acuerdes de mi nombre
un beso así no quiere decir nada
en el amor siempre hay que estar presente
mañana, tarde, noche y madrugada
la amapola en el campo
le dice al trigo:
no me caso con nadie, primita mía
a no ser contigo
del pan y del vino
vino las leyes
para darle a su hijo
sangre de reyes
corazón y vino
y hecha es la mujer
de la noche el vino
y del día él
ole tú catapúm
olé, tú te la has llevado
pero con ella no te has logrado

Siempre por los rincones (seguiriya)

siempre por los rincones
te encuentro llorando
que no terele libertad en la vida
si te doy mal pago
yo no soy de esta tierra
ni conozco a nadie
y el que lo hiciere muy bien con mis niños
que Dios se lo pague
verde es la hoja
verde el limón
y los ojitos de mi Dolores
negros son

¡Ay! de mí que me he perdido (romera)

debajito de los laureles
tiene mi niña la cama
que cuando se va a dormir
la Luna le da en la cara
qué disparate
que yo te quiera
como de antes
ay de mí que me perdí
no hay quién me lleve a mi casa
yo vivo en San Agustín
junto a los padres de Gracia
romera, ay mi romera
que no me cantes más cantares
que como te coja en el hierro
no te la libra a ti ni tu padre
estoy por decir
no quiero a nadie
na más que a ti

Se me arrancó el alma

qué grandes son mis penitas
que no caben más
que me dejaste morir solito
en el hospital
que el alma se me arrancase
se me arrancó el alma
cuando la vi que con pena lloraba
la mare de mi alma
desde la Porverita hasta Santiago
las fatiguitas de la muerte, mare
se me arrodearon

Serrana que te olvidara

me mandaste a decir
serrana, que te olvidara
y cuando el parte llego a mí
yo de ti no me acordaba
no me acordaba de ti
viva Madrid, que es la Corte
y viva Málaga, la bella
pa puerto bonito
Barcelona y Cartagena

De veras

yo no quiero que mi moreno
vaya a la mina de Vera
y que lo mate un barreno
y yo de pena me muera
mira si es grande mi tormento
¿Por qué lloras tú, minero?
en esa puerta de la mina
porque a mi hermano, el mansico
lo había mataíto un barreno
y yo de pena me muero

Tuve que olvidarte

cuando intenté de olvidarte
se me presentó la muerte
y como la vida es tan amable
de nuevo volví a quererte
y tuve que perdonarte

Pero quererte yo no

yo no quiero que nadie te quiera
pero quererte yo no
prefiero que te murieras
y luego morirme yo
yo no se lo qué quisiera
no juegues, mujer, con el cariño
porque tú también te puedes equivocar
yo me enamoré una vez
y ¿Para qué te voy a contar
las penas que por ti yo pasé?

El alto cielo

lo que yo te quiero a ti
eso tan sólo lo sabe
el que esta en el alto cielo
a la diestra de Dios Padre
compañerita mía
a mi mare vi llorar
y nunca mas en la vida
éso se me pue olvidar
mira qué fatigas tengo
que me apartan de tu vera
cuando más querer te tengo
Amparo, Amparo
cómo el enfermo buscaba el alivio
yo lo busco y no lo hallo

Qué quieres niña

en el palacio del Rey
hay un caballo de caña
cuando el caballo relincha
retumba todita la España
(???) con el carbón
carbón de caña lo vendo yo
por interés del dinero
tú te habías guillado con el busnó
y ahora me vienes diciendo
que el busnó a ti no te dió
no siento en el mundo más
que tengas tan mal sonido
siendo de tan buen metal
esta noche yo me despierto
con las tres rosas
que hay en el huerto

La sangre se me remueve

cuando por tu vera paso
la sangre se me remueve
en ver que no me haces caso
te voy a pedir un favor
cuando me veas por la calle
tú no me digas ni adios
no siento en el mundo más
que tengas tan mal sonido
siendo de tan buen metal
estáte quieta
no te levantes
voy a la esquina
y vuelvo al instante

Me roza tu vestío

qué penita tiene un ciego
que no sabe por donde va
pero más grande es la mía
que no te puedo, prima, olvidar
cuando paso por tu vera
me rozas, prima, con tu vestío
y hasta los huesos me tiemblan
no niego que te he querido
lo que me pesa en el alma
es el haberte conocido
ay, que te quiero
pero de lachi
no te lo peno

Donde paran los toreros

adios barrio de la Viña
plaza de el Mentidero
donde para Bocanegra
con toítos sus toreros
son los toreros
los que se ponen, prima
cintas en el pelo
las calles me dieron vueltas
el cielo se me nubló
cuando tú a mí me dijiste
que nuestro querer ya se acabó
y que a los titirimundis
si no me pagas la entrá
que si tu pare no quiere
que que dirá, que dirá

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *