Con sabor a cuarto. Chano Lobato

Si juego a la brisca (rebujo)

pregúntale a mi sombrero
mi sombrero te dirá
las malas noches que pasa
y el relente que le da
al garrotín
al garrotán
la vera, vera de San Juan
yo quisiera ser el aire
que toa entera te abraza
yo quisiera ser la sangre
que corre por tus entrañas
si juego a la brisca, pierdo
si juego al cané, no gano
si juego a las treinta y una
llevo treinta y dos de mano
el chino, como era chino
y no sabía de letras
tenían que darle un destino
y le dieron la carreta
vaya un chino, vaya un chino
vaya un chino sinvergüenza
si quieres que te quiera
aceitunitas verdes
que toda la noche estuviera
que muele, que muele
si quieres que te quiera
turrón de azúcar
que toda la noche estuviera
que chupa, que chupa
cariño que va de paso
caprichos de una mujer
no le hagas mucho caso
y deja el agua correr
que déjala correr
que no hay voluntad en el mundo
que la pueda sostener

Alegría (de Tía Luisa “La Butrón”)

¿Qué te echas en la cabecita
que tanto trasmina y huele?
albahaquita de la India
rebujaíta con limón verde
cuando vas andando, chiquilla
canelas y rosas
vas derramando
Maestranza de Sevilla
la del amarillo albero
la que huele a manzanilla
y a capote de torero
como tú eres bonita
bonita eres
eres la más hermosa
de las mujeres
desde Sanlúcar al Puerto
hay un carril
que lo habían hecho las Mirris
de ir y venir
la Mirri chica
la Mirri grande
estaban hechas
de azúcar cande

Tanguillo de Cádiz

¿Cómo quieres que te abra
la puerta de mi bohío?
tengo a mi mulata dentro
dueña del corazón mío
el compadre Manuel Tablones
con La Quica, su prima hermana
a vender bocas y camarones
en un barco se fue a La Habana
los negritos no chanelaban
lo que el pobre Manuel vendía
y el flamenco los días pasaba
sin decir esta boca es mía
y muy malito, una mañana
desesperao y sin parné
a Quica, su prima hermana
así le dijo el calé:
vamonos pa Cádiz, primita mía
vamonos pa Cádiz
porque aquí, en La Habana
paladar no hay
como estaban desmayaditos
y personas buenas las hay
consiguieron que en un barquito
los llevaran con rumbo a Cádiz
y La Quica, cuando embarcaba
de repente se volvió loca
cuando vio que se le acercaba
un negrito pidiendo bocas
y El Tablones, de palabra
con el negro se enredó
y entonces dijo La Quica:
ay, Manuel, que se va el vapor

a la venta ponen
estos anticuarios
esta gran cazuela
que tiene más de quinientos años
la doy en mil duros
y es casi de balde
y esta gran cazuela
tenía un mérito bastante grande
la cazuela que aquí les presento
es de una sustancia que nadie conoce
fabricada en Medina Sidonia
el año cuarenta del siglo catorce
la tenía don Diego Sorullo
que era temporero de la catedral
se lavaba los pies los domingos
y aluego los lunes hacía poleá

Malagueñas

a mí me han dicho que la venganza
es muy fácil de tomar
que la tome aquél que quiera
que yo no la puedo tomar
porque a mí me da mucha pena
yo tengo una pena conmigo
que a mí me sirve de compaña
la alegría, ya pa mí
que me parece cosa extraña
desde que te conocí

Soleá

tiro piedras por las calles
y al que le dé, que perdone
tengo mi cabecita loca
de tantas cavilaciones
yo voy arrancando las piedras de la calle
y al que le dé, que perdone
yo no tengo mas remedio
que agachar mi cabecita
y decir que lo blanco es negro
y en mi cortitas oraciones
decir que lo blanco es negro
acuérdate cuando entonces
bajabas descalcita a abrirme
y ahora no me conoces
vente conmigo
a la retama de los olivos
te voy a querer
aunque no tenga
pan que comer

Bulería (“Ar gorpe”)

hay un ruido de campanas
creyeron que era la reina
y la reina no era
era mi niña la soberana
ay, Dolores
mañana yo me voy a ir a la feria
y te voy a comprar a ti y a mis niños
un pañolito de colores
la gente se arremolina
en el barrio de Triana
porque han visto a una gallina
repicando las campanas
qué guapa eres
que tienes en la cara
dos luceros negros
de la noche clara
lleva una bata de cola
cuando va de carita al viento
mi barquita sobre las olas
mi barca va por la mar
que talmente es una rosa
el aire se llega y va
lo mismo una mariposa
las niñas de Sanlúcar
comentan con mi velera
que va derramando azúcar
aunque (sea salinera?)
(???)
ella solita se va a enamorar
mírala bien
bonita está
mi niña Dolores
se va a casar

Tangos

qué grande era mi pena
penita la mía
como yo quise ponerle guarda
a una viñita perdía
si bajaran del alto cielo
los serafines y hablaran contigo
de flores te coronaran
sentrañas mías, yo te lo digo
que te quiero yo
primita de mis entrañas
como la mare que te parió
era Rosario La Mejorana
la mejor bailaora y la de más fama
cómo cantaba, cómo bailaba
con ese empaque de soberana
si alguna vez vas a Cádiz
pasa por el barrio de Santa María
ya verás los flamenquitos
como te cantan por alegrías
tontita inocente
loquita aburría
cuando riñes, primita, con tu gente
¿por qué no te vienes a la verita mía?
Amparo
llamarme a Amparo
como el alivio que busca el enfermo
yo lo busco y no lo hallo
que te viniste de frente pa mí
por si acaso caía pa atrás
baja del columpio
del columpio, gitana

Siguiriyas

esto que me esta pasando
me estaba pasando
tengo momentos de perder los sentidos
y volverme loco
si esta mujer supiera
lo que la camelo yo
tenerla yo a la verita mía
juntitos los dos

Bulerías

por la calle abajito
va quien yo quiero
no le veo la cara
con el sombrero
soñé que la nieve ardía
soñé que el fuego nevaba
soñé que tu me querías
mira que cosas soñaba
yo no me di cuenta de que te quería
hasta el mismo día en que te perdí
yo vi claramente lo que te quería
cuando ya no había remedio pa mí
claro que la culpa de que esto acabara
no la tuvo nadie nada más que yo
yo que me reía porque se acabara
y ahora sufro y lloro porque se acabó
mira que te llevo dentro de mi corazón
por la salucita
de la madre mía
te lo juro yo
mira que pa mí no hay nadie
nadie en este mundo nada más que tú
y que mis acais, si digo mentira
se queden sin luz
por ti, contaría la arena del mar
por ti, yo sería capaz de matar
y si es que te miento, me castigue Dios
esto con la mano
en el Evangelio
te lo juro yo
quisiera, cariño mío
que tu nunca me olvidaras
que tus labios con los míos
en un beso se juntaran
que no hubiera nadie en el mundo
nadie que nos separara
ya adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno
son las mismas que alumbraron
con sus pálidos reflejos
hondas horas de dolor
y aunque no quise el regreso
tarde o temprano se vuelve al amor
esta es la calle
donde el eco dijo:
tuya es mi vida
tuyo es mi querer
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia allí me ven volver
volver
con la frente marchita
las nieves del tiempo platearon mi sien
sentir
que es un soplo la vida
que veinte años no es nada
que, febril la mirada
y errante en la sombra
te busco y te nombro
vivir
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que añoro otra vez
luna que se quiebra
bajo las tinieblas
de mi corazón
¿A dónde irá?
dime si esta noche
tú te vas de ronda
como ella se fue
¿Con quién está?
dile que la quiero
dile que me muero
y que no puedo más
que vuelva ya
que las rondas no son buenas
que hacen daño
que dan pena
que se acaba por llorar

Malagueña (Doble del mellizo)

al rayar el nuevo día
llorando yo me desperté
mi mare a mí se me moría
aquella noche yo soñé
y hasta el alma a mí me dolía
acordándome de ti
en los restos de mi vida

Martinetes

trin, trin, a la puerta llaman
yo ya no era aquél que era
ni quien yo he sido he de ser
yo soy un cuadro de tristeza
pegadito a la pared
vinieron y me dijeron
que tú habías hablaíto mal de mí
y mira mi buen pensamiento
que no lo he creido en ti
en el barrio de Triana
se habían echao a temblar
cuando ha llegao Curro Puya
la piedra fundamental

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *