Beni de Cádiz

tango flamenco

toítos los ojitos negros
los van a prender mañana
y tú que negros los tienes
échate un velo a la cara
¿qué pájaro sera aquel
que canta en la verde oliva?
dile por Dios que se calle
que su cante me lastima
tú eres la tonta inocente
tú eres la tonta perdida
cuando te riñes con tu gente
vente tú a la vera mía

bulerías por fandangos

qué lástima de gitana
tan mala de corazón
y tan bonita de cara
un marco te estoy haciendo
con hilitos de colores
y tu retrato en el centro
María de los Dolores
tormento de mis tormentos
yo me enamoré una vez
ya no me enamoro más
yo tengo por entendido
que el hombre que se enamora
termina loco perdido

soleá

yo creía que el querer
era cosa de juguete
pero veo que se pasan
las fatigas de la muerte
acuérdate cuando entonces
bajabas descalcita tú a abrirme
y ahora ya no me conoces
y ay, que te quiero
sin interés de ningún dinero

alegrías

chiquilla de mis amores
son tus ojos dos luceros
y sirven sus resplandores
de faro a los marineros
salinas de San Fernando
montaña de plata y sal
cuando mi niña va andando
yo le brindo este cantar
como besan las olas
del mar la arena
así iré yo contigo
donde tú quieras
eres un lucerito
de la mañana
tú serás de mi barco
la capitana
ay, que te quiero
te quiero yo
más que a la madre
que te parió

rondeña

de ronda por los caminos
voy con mi perra Lucera
yo no le temo al destino
sabiendo que tú me esperas
rezando junto al molino
mi perra de cacería
vió una liebre y se paró
parece que me decía:
no tengas mal corazón
que va en busca de su cría
planté en la sierra rondeña
una mata de romero
y me la cuida un lucero
que desde su trono sueña
con lo mucho que te quiero
guardo el brillo de tus ojos
en un cofre de romero
mira si yo a ti te quiero
que le he puesto por cerrojo
mi manta de bandolero

fandangos de Huelva

camino de Punta Umbría
en Huelva me la encontré
y luego en la romería
otra vez la he vuelto a ver
esa (???) es mi vida
es la reina de los cielos
blanca paloma la llaman
por eso los marineros
de Huelva rezan y cantan
con su fandango alosnero
por su gracia marinera
Huelva es la novia del mar
allí tengo a mi morena
que me quiere de verdad
y es la que alivia mis penas
sobre mi jaca ligera
yo te llevaré al Rocío
vas a ser mía la primavera
pegaíta al cuerpo mío
en mi jaca ligera

seguiriyas

a canela y clavo
me hueles tú a mí
el que no huele a clavo y canela
no sabe distinguir
Santiago y Santa Ana
eran dos días señaladitos
de Santiago y Santa Ana
y le rogué a mi Dios
que me aliviara las grandes duquelas
de mi corazón

alegrías

¿por qué te tapas la cara
los días de carnaval?
siempre que yo a ti te miro
tú te pones colorá
tú te llamas Mercedes y tú Manuela
tú María del Carmen y tú Candela
y eres bonita, mi alma
bonita eres
la más bonita, mi alma
de las mujeres
se que te llamas Ana María
y por apellido Rosa
vale más tu dulce nombre
que el Pilar de Zaragoza
toma niña la esmeralda
que te la da un marinero
si no la quieres la cambias
por un barquito velero
que me lo tienes que dar
que me lo tienes que dar
el tacón de la bota
para taconear

bulerías

eres fina de cintura
como junco marinero
pero tienes una hermosura
y un embrujo traicionero
¿qué le has daíto a mi niño
que no atiende a mis razones?
y se muere de cariño
llorando por los rincones
rosa venenosa
cáliz de amargura
bajo la figura de una buena moza
luna de pecao
que deja señales
de penas mortales
por donde ha pasao
tienes una cara de color moreno
y en tu negro pelo se muere cualquiera
vete de mi vera
rosa venenosa
qué lástima de gitana
tan mala de corazón
y tan bonita de cara
ay, que te quiero
soberana(???)
reina del cielo

malagueñas/verdiales

si Dios me diera a mí el mando
como se lo dió a la muerte
yo quitaría del mundo
quién me estorbe a mí pa quererte
si Dios me diera a mí el mando
viva Málaga que tiene
la Caleta y El Limonar
un parque con muchas flores
donde me puse a cantar
María de los Dolores

tientos

la mejor jaca campera
del mejor rejoneador
en Jerez de la Frontera
una tarde se murió
entre suspiros que vuelan
en silencio sepulcral
la velan, vela que vela
señorito y mayoral
ay, espléndida que fuiste
solera, canela y miel
qué justo nombre tuviste
reinando en el redondel
ay, qué dolor, qué dolor
en Jerez de la Frontera
que perdió el rejoneador
a su jaquita torera
ecos camperos
cantan cantando
al mejor ganadero
que están llorando

fandangos de Gloria

dijo mi madre un día al morir
reza por mí todos los días
pero un día se me olvidó
y fué la tarde que te vi
pero Dios me perdonó
quién le pega un tiro a una liebre
lo deben de condenar
que una liebre se avasalla
con dos perritos acolleraos
y si se va, que se vaya

soleá

serrana, vente conmigo
y olvida ya lo pasao
que por tenerte a la verita mía
el pulso se me ha parao
porque tu pena y mi pena son dos penas
al Señor de los Milagritos
no puedo vivir con ella
pena, Dios mío qué pena

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *