Arte y compás. Gaspar de Utrera

Aires de Alcalá (soleá)

maldigo yo la hora
que puse mis ojos en ti
yo me tenía que haber muerto
cuando yo te conocí
de mí no esperes el perdón
porque yo no te miraba a ti a la cara
si no te quisiera tanto
tal vez yo te perdonara
por dinero no lo hagas
llévame a una herrería
y échame un hierro a la cara
(te) vistas de nazareno
tú pegues las tres caídas
y en tu palabra no creo

En mi corazón llevo (seguirillas)

mírame a la cara
mírame por Dios
que con la limosna de tus ojos negros
me alimento yo
en mi corazón llevo
un clavo clavado
y ha venido, que había venido esta mala gitana
y me lo ha remachado
las ovejas son blancas
y el prado verde
y el pastor que las guarda
de pena muere

Aires del castillo (tientos)

porque te llamas Aurora
me acuesto al rayar el día
y si te llamaras Angustias
que yo de pena me moriría
haga usted el favor, rey moro
de decirle a sus vasallos
si es porque me ven cautivo
no deben de darme mal pago
momentos tengo yo en la noche
que la muerte apetecía
pero cuando Dios no me la había mandado
es que no me la merecería
me daban a mí
los sudores de la muerte
acordándome de ti

Fandangos

en el cuello llevaba yo colgado
que le daba el corazón
un medallón dedicado
recuerdo de una ilusión
de un cuerpo que fue comprado
yo me puse a escribirte un día
como no serías tú de mala
que la pluma se rayaba
y la tinta no corría
y el papel me se rajaba
qué enfermedad tan horrible
que yo llegué a perder la fe
curarme sería imposible
pero sí conseguiré
besarte y luego morirme

Abril y mayo (bulerías)

tengo cuatro senderos para quererte
y los cuatro, mi vida, me dan la muerte
tengo cuatro senderos para olvidarte
que me llevan camino de cualquier parte
ay, mi vida
que por los cuatro senderos
se me perdía
es una noche negra que hay en tu pelo
ay, pobre de mí que yo nunca me quejo
de un amor que a mí me engañó
todo el mundo mira a la tierra
cuando va pal confesor
amante de abril y mayo
morena de mi pasión
te llevo como a caballo
metida en mi corazón
me están doliendo los centros
de tanto quererte a ti
me corren penas adentro
tu flor de mayo y abril
que de los pies a la boca
que aprendan todos de mí
a querer como las locas
y después mi mal no tiene remedio
y no debía de quererte
y sin embargo te estoy queriendo
que puede ser
una noche junto al mar
unos besos de mujer
y amor sentimental

Maestranza (alegrías)

válgame Dios, compañera
el saber no te ha valido
han hecho burla de ti, tonta
y no lo has comprendido
una gotera continua
ablanda un duro peñón
y estas lágrimas mías
no ablandan tu corazón
ay, Maestranza de Sevilla
la del amarillo albero
la que huele a manzanilla
y a capote de torero

Tú y sólo tú (bulerías)

tú y sólo tú
¿quién lo diría?
tú me lo negaste todo, todo
yo te di lo que tenía
te di mi risa y mi llanto
mi boca nunca besada
te di mis carnes de amapola
te di mi sangre y mi vida
te di tanto y tanto y tanto
que darte más no tenía
y cuando en casa no hubiera
nada que pidieras
tú para que no dijeras
te di mi casa vacía
tú me lo negaste todo, todo
yo te di lo que tenía
te di mi puerta cercada
cuajada de rosas y lirios
te di mi voz y el delirio
de noche y de madrugada
un rosario muy gastado
capricho de tus antojos
sólo me diste el despojo
de las zarzas de tu rosa
que me sangraron la boca
y me cegaron los ojos

Lerenle (rumbas)

buscando nuevos caminos
camino de la libertad
buscando nuevas fronteras
esperando un dia más
que yo pensaba haber recogido
las naranjas y el azahar
con sacar leña del tronco
me tuve que conformar
un día me la encontré
de alegría empezó a llorar
y era que estaba soñando
y no quiso despertar
Fandangos de la amapola

a una nube pasajera
yo le escuché decir a un jazmín
si pasas y no me riegas
entonces ¿qué será de mí?
sin flores en la primavera
sola y conmigo no
tú has preferido vivir sola
ten cuidado que la amapola
está mejor en el trigo
que no en un camino sola
tengo un cortijo en la sierra
un tejado lleno de palomas
hay caballos en el pesebre
y hay perdices en la loma
y un llano con muchas liebres

Adios para siempre (tientos)

morito, ¿por qué tú no te vienes a España
y te haces cristiano?
cruzaremos las espadas
nos querremos como hermanos
ya no lucharemos más
adios patio de la cárcel
rincón de las tres palmeras
donde se muere la gente
de sentimiento y de pena
el chino por ser tan chino
y no sabía de letras
le dieron un destino
y le dieron una carreta
se le atrancó en el camino
vaya un chino sinvergüenza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *