Arroyuelo. Antonio de la Malena

A la luna luna

A la luna, luna
a la luna llena
le cantan los gitanos
a la Calle Nueva
mi abuela me contaba
los gitanos en la fragua
venían las gitanas
con los cántaros de agua
venían de la fuente
hablaban contigo
y hacían una fiesta
en medio del Angostillo
mi abuela me contaba
los gitanos en los campos
les llevan las gitanas
la comida en sus canastos
venía el manijero
terminó la peoná
de regreso a sus casas
se ponían a cantar
mi abuela me contaba
los gitanos en las bodas
venían las gitanas
repartiendo las toronjas
se parten las camisas
se parten los delantales
la Calle Nueva se ríe
pa que ésto no se acabe

Yali, yali

la que quiera madroños
vaya a la sierra
porque se está secando
su madroñera
tengo pena porque tengo
una camisa sin mangas
sin cuello y sin delantero
de Madrid han venido
cuatro pintores
válgame Dios, Jesús
que cuando yo te llamo
cómo tu no acudes
para pintar la Virgen de los Dolores
mamá, mamá no quiero eso
mamá, mamá no quiero ná
quiero que vengas a verme
de tu propia voluntad

Dios que me la lleve

quiero amarte
y acaramelar tus labios
tus labios sabor a canela
y yo me quedo soñando
quiero amarte
y acaramelar tus labios
y en el suspiro de la noche
nos amáramos
que me la lleve
Dios mío, que me la lleve
para amarla y acaramelar tus labios
y en el suspiro de la noche no amáramos
no puedo ya aguantar este silencio
el fuego de tu amor me está quemando
la soledad es la dueña de mi cuerpo
la que me quema en lo más hondo de mi llanto
almohada de viento
que acarician tus mejilla
te llevaré conmigo
y para siempre serás mía
tu aroma
tú y mi vida

Palitroque

no tengo salud ni gloria
la muerte me está esperando
en un libro sin historia
que tengo una veleta que la mueve el viento
que juega con los niños y ríe con los sueños
oh, pa que mi veleta se la lleve el viento
triste de tanto llorar
triste de tanto sufrir
triste de tanto querer
que yo me vuelvo loco por él
las ruedas de mi carro son de madera
donde juegan las niñas en la plazuela
ay que se van deprisa
deprisa se van
las niñas de la plazuela
que les gusta jugar
que yo cambiaría
un plato de gambas
por una cerilla
al pan no le llaman pan
que le llaman palitroque
porque ha venido una orden
que lo mires y no lo toques
que tú te emborrachaste
y yo me emborraché
emborrachaté y emborrachaté

Arroyuelo

que tengo los balcones
llenitos de macetas
que to el que pasa huele
se vuelve majareta
que tengo yo en mi casa
que tengo un arroyuelo
con agüita fresquita
pa que te mojes tú el pelo
mi casa es encantada
chiquilla y es diferente
el aroma del amor
reparto yo a la gente
el que llame a mi puerta
le doy la felicidad
y to el que me se arrime
le doy toda mi amistad

Bulería popular

me quitan de que te hable
pero no me pueden quitar
los ojitos pa yo mirarte
no puedo con más, primo
no puedo con más
tu corazón con el mío
a pedazos te se van
quisiera verte y no hablarte
quisiera yo cogerte sola
y satisfacciones darte
las negras huelen a queso
las mulatitas a aceituna
y las señoritas blancas
huelen a piña madura
unos dicen que es un bicho
y otros dicen que es un animal
y yo digo que es la tata
que está puesta en el (tablar?)
ay mamá que me la llevé
mocita era y olé y olé

Dale ese gusto a mi cuerpo

ya vienen bajando
por las escaleras
peros y manzanas
torrijas de Utrera
pero dime que motivo te he hecho yo
pa que la ropa me la tires a mi a la calle
como a un pícaro ladrón
tiraste la palangana
y luego el palanganero
y no tuviste bastante
que se arrastraban del pelo
ponte donde yo te vea
dale este gusto a mi cuerpo
aunque otra cosa no sea
yo me voy pa la plazuela
al bar de mi primo Jose
que allí me quito las penas
y allí está el Habichuela
mi primo Luis el de la Mena

Prendimiento y desamparo

qué fatigas yo pasé
el día que yo me iba
y no te podía ver
y por la calle abajito
yo lo vi llegar
a mí Jesús del Prendimiento
me hizo llorar
que hechura de cara la que traía
que tan sólo con mirarlo
las penas a mí me las quita
su madre del desamparo venía detrás
y los gitanos del Arco
hartos de cantar
olé su mare del Desamparo
que es la madre más bonita
que se pasea por el barrio
y los gitanos debajo
ya no pueden más
y cuando llegan a la cima
de la catedral
y se miraban unos a otros
vamos arriba a comer
que el Prendi ya es de nosotros
por bulerías las palmas
empiezan a sonar
y los gitanos en el Arco
hartos de esperar
estamos loquitos por ya tenerlo
su madre del Desamparo
mi Jesús del Prendimiento
qué lágrimas derramé
la tarde del miércoles santo
cuando te vi recoger

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *