Antología del cante flamenco y cante gitano. CD 2

Bulerías por soleá. Rosalía de Triana

la gente a mí me lo murmura
contra más me lo murmuren
serranito malino
te quiero con más locura
yo quiero ir a las minas de Egipto
porque me habían dicho que había allí unos pobrecitos gitanos
esos gitanitos lo que hacían
es pelarle los borriquitos a los castellanos
por eso yo quiero ir a las minas de Egipto
mira si yo soy una buena gitana
que de Hungría yo vine ayer
vengo (???) yo mi borrico
pa poderme, primo, yo mantener
de ti aguardo yo el perdón
y si tú no me lo mandabas
este perdón que de ti aguardo
te mande un castigo Dios
que por la puerta mía pasó
era un gitanito canastero
que sus canastitas vendía
que de mí se enamoró

La caña. Antonio Mairena

el pensamiento me anima
de querer yo a esta gitana
tengo el temor que me deje
con la vergüenza en la cara
compañera de mi alma
que yo le quise cambiar y no quiso
su pañuelo de lunares
por otro de fondo liso

Martinete, toná y debla de Triana. Rosalía de Triana, Pepe Torres, Antonio Mairena

qué desgraciaita era
de comer el pan por manita ajena
siempre mirándole a la cara
si me la ponen mala o buena
aquél que le pareciere
que mi penita no era ná
siquiera por un momento
que se ponga en mi lugar
que las marecitas de toditos los gitanos
que todas iban hacia el tren
y yo como marecita no tenía
nadie me venía a ver
trin, trin a la puerta llaman
en el barrio de Triana
se habían echado a temblar
cuando llegó Curro Puya
la piedra fundamental
hasta los olivaritos del valle
yo acompañé a esta buena gitana
y yo le eché mi brazo por encima
y la miré como a mi hermana
y si no es verdad
que Dios me mande la muerte
si me la quiere mandar

Soleares de Frijones. Pepe Torres

no llores hermana mía
que en la casa de los pobres
nunca reina la alegría
a tu vera hasta el morir
a tu mare no la quiero
porque naquera muy mal de mí
tus cosas me tienen loco
y por eso me estoy quitando
la vida poquito a poco

Polo. Antonio Mairena

yo no te obligo, gitana
que me quieras tú a la fuerza
si no es de tu voluntad
y hazlo como te parezca
Veracruz ya no es vera cruz
ni Santo Domingo es santo
ni Puerto Rico es tan rico
pa que lo veneren tanto

Soleá de Enrique el Mellizo. Aurelio Sellés

presumes que eres la ciencia
y yo no lo entiendo así
¿cómo la ciencia tú siendo
no me has comprendido a mí?
tan sólo por tú querer
la paloma aburrió el nido
y no ha vuelto a entrar en él
le estoy dando tregua al tiempo
a ver si con desengaño
te vuelves a tu conocimiento

Soleá de Triana. La Perla de Triana

el árbol que está en un cerro
donde el agua no le llega
si no lo riegan a mano
que esta propenso y se pierda
la salud y la libertad
eran prendas de gran valía
que nadie cuenta se daba
hasta que no están perdías
dicen los sabios doctores
que la ausencia causa olvido
yo me he puesto varias veces
y olvidarte no he podido

Soleá de Paquirri. Aurelio Sellés

pones por las esquinas
que ya se que no me quieres
anda, loquita perdía
mala puñalá te peguen
anda y no presumas más
porque tu cara no tiene
naíta de particular

Soleá de Jerez. La Piriñaca de Jerez

yo nunca de la ley falté
yo te tengo a ti tan presente
como la primera vez
toíto te lo sobrellevo
menos faltarle tú a mi madre
que una madre no se encuentra
y a ti te he visto en la calle
me meto por los rincones
y tú como no me camelas
me confundes a maldiciones

Soleá de Alcalá y Mercé “la Sarneta”. Juan Talega

el pañuelo que tú llevas
en el cuello tan florido
saben todos los serranos
que primero había sido mío
dices que tú a mí no me quieres
pena yo no tengo ninguna
porque yo con tu querer
no tenía hecha escritura
y yo te querré
que el daño que me hiciste
te lo recompensaré

Soleá de Juaniquín de Lebrija. La Piriñaca de Jerez

yo tengo un hijo perdido
si Dios no me lo remedia
yo voy a perder mi sentido
me meto por los rincones
y tú como no me camelas
me confundes tú a maldiciones
nunca de la ley falté
y yo te tengo tan presente
como la primera vez

Siguiriyas del “Marrurro” y “Curro Dulce”. Antonio Mairena

si esta pena mía
mucho me durare
muchas murallas que hubiera en el mundo
yo las derribare
que yo salí de la breña
me metí en San Pablo
y las fatigas, mare, de la muerte
se me arrodearon

Siguiriyas de José de Paula de Jerez. La Piriñaca de Jerez

me estoy quemando
yo me estoy quemando
llamitas vivas
al paso que ando
como una cosa mía
te he mirado yo
pero quererte como yo te quería
ya eso se acabó

Siguiriyas del señor Manuel Cagancho y Tomás el Nitri. Juan Talega

dale la limosna
dásela, por Dios
porque yo vengo herido
del mal del amor
el corazón lo tengo
que si tú lo vieras
lástima te causara
y dolor te diera

Siguiriya del Planeta. Pepe Torres

a la luna le pido
la del alto cielo
que a mí me ponga a mi padre en la calle
que verlo camelo

Siguiriyas del Loco Mateo. Juan Talega

el corazón duro como una piedra
tiene esta mujer
como yo estaba malito en la cama
y no me vino a ver
oleaitas, mare, de la mar
qué fuerte venéis
os habéis llevao a la mare de mi alma
y no me la traéis

Siguiriyas cabales de Silverio. Antonio Mairena

de la huerta de Murcia
yo vengo, señores
y así le traigo a la mare de mi alma
ramito de flores
ábrase la tierra
que no quiero vivir
que pa vivir como yo estaba viviendo
yo me quiero morir

Saeta gitana. Antonio Mairena

¿por qué razón y por qué ley?
¿por qué ley y por qué razón?
vas en esa cruz pendiente
porque dicen que el amor
entre los hombres sería
divina redención

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *