Antología del cante flamenco (CD 2)

La caña. Rafael Romero

a mí me pueden mandar
a servir a Dios y al rey
pero dejar a tu persona
éso no lo manda la ley

El polo. Niño de Almadén

Carmona tiene una fuente
con catorce o quince caños
con un letrero que dice
viva el polo de Tobalo
toditos le piden a Dios
la salud y la libertad
y yo le pido la muerte
y no me la quiere mandar

Soleares. Pepe el de la Matrona

el día del terremoto
llegó el agüita hasta arriba
pero no pudo llegar
donde llegó mi fatiga
puente de Triana
se cayó la barandilla
y el coche que la llevaba
se hundió la Babilonia
porque le faltó el cimiento
nuestro querer no se acaba
aunque falte el firmamento

Siguiriyas. Rafael Romero

de mi vera te fuiste
sin apelación
ahora tú vienes hincada de rodillas
pidiendome perdón
no pegarle a mi padre
soltarlo por Dios
que ese delito que ustedes le culpan
lo había hecho yo

Cabales. El Chaqueta

desde la Porverita
hasta Santiago
las fatiguitas de la muerte, mare
me se arrodearon
no digas que no
que tú habías sido la causa más grande
de mi perdición

Livianas. Pepe el de la Matrona

ventanas a la calle
son peligrosas
pa las mares que tienen
su niñas mozas
¿De quién son esos machos
con tanto rumbo?
son de Pedro la Cambra
van pa Bollullos

Serranas. Pepe el de la Matrona

yo crié en mi rebaño
una cordera
de tanto acariciarla
se volvió fiera
las mujeres
contra más se acarician
fieras se vuelven

Cantes de trilla. Bernardo el de los Lobitos

a esa mula de punta
le gusta el grano
aligera y no comas
que viene el amo
la mula Golondrina
sudando va
que se cree que la trilla
se va a acabar
esa yegua lunanca
tiene un potrito
con una pata blanca
y un lucerito

Nanas. Bernardo el de los Lobitos

a dormir va la rosa
de los rosales
a dormir va mi niño
porque ya es tarde
este niño chiquito
no tiene cuna
su padre es carpintero
y le hará una
mi niño cuando duerme
lo guarda un ángel
que le vela su sueño
como su mare
nana, nana, nana
duermete lucerito de la mañana

Peteneras. Rafael Romero

ven acá remediadora
y remedia mis dolores
que está sufriendo mi cuerpo
una enfermadad de amores
¿Dónde vas bella judía
tan compuesta y a deshora?
voy en busca de Rebeco
que está en una sinagoga
al pie de un árbol sin fruto
me puse a considerar
qué pocos amigos tiene
el que no tiene qué dar

Marianas. Bernardo el de los Lobitos

yo vengo de Hungría
con mi Mariana
me busco la vida
sube Mariana, sube
por aquella montañita arriba sube
Mariana, macarone, mi alma te quiero
no pegarle, por Dios, más palitos a la Mariana
porque la pobrecita era manquita y coja
salga la Luna
la Luna y el Sol
si quieres que yo a ti te quiera
ponme fianza
de tu cara no me fío
carne de mis carnes
porque eres muy falsa

Alboreás. Rafael Romero

Jesucristo te llama
desde su huerto
coronaíto de espinas
y el pelo suelto
en un verde prado
tendí mi pañuelo
salieron tres rosas
como tres luceros
en el carro de la infanta
han gastado un dineral
por venir a tu boda
de madrugá
subid la novia pa arriba
que se despida de su familia

Tonás. Rafael Romero

no te rebeles, serrana
aunque te mate tu gente
yo tengo hecho juramento
de pagarte con la muerte
vinieron y me dijeron
que tú habías hablado mal de mí
y mira mi buen pensamiento
que no lo creía en ti
oh pares del alma
y ministros de Cristo
troncos de nuestra Madre Iglesia santa
y árbol del Paraíso

Martinetes. Rafael Romero

ven acá tú, mujer del mundo
convencete a la razón
que no hay un hombre en la Tierra
que sea tan fijo como el reloj
Dios, con ser Dios le temió
a la muerte que viniera
y yo por ti perdería
cien vidas que tuviera
y si no es verdad
que Dios me mande la muerte
si me la quiere mandar

La Debla. Rafael Romero

en el barrio de Triana
ya no hay pluma ni tintero
pa escribirle yo a mi mare
que hace tres años que no la veo
deblica barea
yo ya no era quién era
ni quién yo solía ser
soy un árbol de tristeza
pegadito a la pared
deblica barea

Saetas I y III. Lolita Triana, I y IV. Jarrito

una soga lleva en su garganta
otra lleva en su cintura
y otra en su manos santas
son tan fuertes ligaduras
que hasta las piedras quebrantan
detente Judas impudente
no maltrates al cordero
que ya su dueño vendrá
y te dará más dinero
y aumentará tu caudal
Madre mía de la esperanza
¿Qué tiene tú hermano mayor?
que te saca tan hermosa
que relumbras como el Sol
toditas las madres tienen pena y amargura
pero la tuya es mayor
que los judíos lo azotan
a tu hijo el redentor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *