Antología de cantaores flamencos. Vol. 25

Te quisiera preguntar (soleares) Agujetas el viejo

te quisiera preguntar
si cuando me ves te alegras
te sirviera de pesar
a voces te estoy llamando
y tú le dices a la gente
déjalo morir rabiando
sentí quejar
corriendo fui a la botica
la botiquita estaba cerrá
el boticario durmiendo
no se quiso alevantar

Por aquella ventana (siguiriyas) Agujetas el viejo

por aquella ventana oscura
que al campo salía
le daba voces a la mare de mi alma
no me respondía
por los siete dolores
que pasó mi Dios
Dios se lo mande a la mare de mi alma
de consolación

Quién mal anda, mal acaba (bulerías) Agujetas el viejo

quién mal anda mal acaba
casita de jabonero
el que no cae resbala
me llama el bengue
por dos cuartitos
de limón verde
pare cura, mi marido
me quiere pisar el pie
déjalo que te lo pise
si te da bien de comer
quiéreme niña
que soy torero
de la cuadrilla del Bomba
primito mío
banderillero
quién será ese militar
que en la esquinita está parao
con las botas de montar
y el pantalón colorao
me llama mi mare
y ya sabe ella
porque me llama

Compañera de mi alma (siguiriyas) Agujetas el viejo

compañera de mi alma
no te me vayas
voy a morir solo sin tener sentido
en el hospital
ahora sí que yo a ti te llamo
con duquelas grandes
porque me encuentro en mi casa solo
sin calor de nadie

Ay, María del Mar (tientos) el Garbanzo de Jerez

quisiera ser golondrina
pa(ra e)l oceano cruzar
y traerte de la Siria
un rosario de coral
que me echen a la mar
el día que yo me muera
que los buenos marineros
na queremos con la tierra
en un barquito de vela
una vuelta te voy a dar
una vuelta por la bahía
a ver las cositas bellas
ay, María del Mar
princesita de los vientos
contigo me voy a casar

En San Miguel las campanas (tangos del Piyayo) el Garbanzo de Jerez

en San Miguel las campanas
se ponen a repicar
cuando beso a mi gitana
en su boca de coral
cuando entras por mi patio
el aire huele a sal
se pone a cantar el canario
y yo me pongo a temblar
al rodeo de tu cuello
de tu cuello de (aceituna?)
te puse un collar de besos
aquella noche de luna

Bulerías de la plazuela (bulerías) el Garbanzo de Jerez

en Madrid murió Granero
y en Sevilla Valerito
y en Talavera de la Reina
mató un toro a Joselito
el hijo de la Gabriela
la calle anchica
de San Fernandico
hay una fuente anchica
con cuatro cañicos
para la niñica
de Zaragocica
no me hagas desprecio, gitana
porque yo soy santo y bueno, gitana
y mi Virgencita de la Esperanza
tiene un lunar en la cara
porque un gitanito de la plazuela le dio un beso
para que nunca más llorara
y ahora me voy con mi mare, gitana
porque yo soy santo y bueno, gitana

Pon tu cabeza en mi pecho (bulería por soleá) el Salmonete

pon tu cabeza en mi pecho
y escucha mi corazón
que a mararlo no hay derecho
tanto una vez he robao
y por robarte aquel beso
ahora me veo condenao
esto es cosa de cobardes
el robarme el corazón
para que yo no quiera a nadie

En el columpio te vi (bamberas) el Salmonete

en noche de luna clara
en el columpio te vi
la Luna daba en tu cara
tu parecías un serafín
que del cielo se escapaba
tiene la niña que quiero
un lunar junto a la boca
es un lunar traicionero
que trae mi cabeza loca
si no lo beso, me muero
son tus ojos dos luceros
y en ellos me miro yo
no los cierres, que me muero
no los cierres, por Dios
mira que me quedo ciego

Me encomendé en alta mar (alegrías) el Salmonete

si yo tuviera dinero
una barca compraría
pa darte unos paseítos
de noche por la bahía
a la Virgen del Rosario
me encomendé en alta mar
porque mi barca se hundía
en medio del temporal
tengo una prima en mi casa
y unos palillos
un botijo sin asa
y unos zarcillos
y en una silla
una guitarra rota
y una mantilla
el que la mar esté bravía
que cuidado se me da a mí
si al amanecer el día
en tus brazos voy a dormir
que las murallas de Cádiz
no las pudieron tomar
ni moritos ni franceses
ni por tierra ni por mar
porque allí los gaditanos
lucharon hasta el morir
con su bandera en la mano
resistieron hasta el morir

El Cristo del Prendimiento (fandangos de Cepero) el Salmonete

yo se lo he pedido con fe
al Cristo del Prendimiento
quiero olvidar a una mujer
que duerme en mi pensamiento
sin saber cómo y por qué
al Cristo quiero cantarle
cuando salga de San Telmo
con una devoción grande
mis penas y mis sufrimientos
que no me las quita naide

El pan que llevo a mi boca (soleares) el Salmonete

el pan que llevo en mi boca
muchas veces a mí me amarga
viendo a tantos pobrecitos
que hasta les niegan el agua
no burlarse de mis penas
dejadme vivir tranquilo
que penas como estas mías
no quieren ningún testigo
si yo encontrara en el mundo
quién de las manos a mí me cogiera
no hubiera fuerza en la Tierra
pa apartarme de tu vera
yo ya no quiero ni verte
que cada vez que te veo
paso fatigas de muerte
si yo te viera
con otro, niña
yo me muriera

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *